10 fotógrafos que demuestran que la fotografía de bodas puede ser diferente

14
Foto: Dan Oday

Bodas, bautizos y comuniones. Fotógrafos BBC en la jerga del sector, o fotografía social en un intento por dignificar una especialidad que hasta hace no mucho era vista como el patito feo. Pero los tiempos han cambiado, y la fotografía de bodas ya no tiene que esconder su nombre.

Entre otras cosas porque, si hablamos de profesionales de cierto nivel, mueve cifras que ya quisieran muchos otros fotógrafos. Pero, sobre todo, porque a nivel estético poco queda de aquellos álbumes repletos de tópicos y caspa. Su lugar ha sido ocupado por reportajes más cercanos a la fotografía documental y de moda que a los trabajos que se estilaban hace años.

En realidad se trata de un cambio que se ha ido perfilando desde hace tiempo, pero que citas como BodaF -que se celebra estos días en el marco de PhotoForum Barcelona– sirven para comprobar la buena salud de esta especialidad.

Por eso, con la ayuda de los organizadores de este encuentro internacional, hemos recopilado una decena de profesionales -muchos de ellos ponentes en esta cita- cuyo trabajo evidencia que otra fotografía de bodas era posible.

Dan O’Day

Foto: Dan Oday

Con un gusto por la simetría y los juegos de luces y sombras amables con tonos que se acercan a la pintura, este fotógrafo australiano que se considera story teller, es un claro ejemplo de que en el reportaje de una boda pueden convivir varios sentimientos y géneros (del documental al posado) sin que el conjunto pierda un ápice de su sello como autor.

Víctor Lax

Foto: Víctor Lax

Sin duda, uno de los nombres que más suenan últimamente en el mundo de la fotografía de bodas. Dejando a un lado la larga lista de premios que acumula a lo largo de su carrera (Fearless phototographer of the year 2016, por citar el más reciente), él mismos se sitúa entre la fotografía artística y documental. “No creo que el éxito se base solo en captar unas pocas fotos bonitas sino en fotografiar esas imágenes que recojan recuerdos”, explica él mismo.

Pedro Etura

Foto: Pedro Etura

Ganador del premio como mejor fotógrafo UnionWep 2015, Pedro Etura ha sabido proyectar ese vértigo del periodismo en la fotografía social. Creador “A Photo Agency” para dar visibilidad a la fotografía de autor, dice dedicarse a la fotografía de bodas por la adrenalina y porque le gusta fotografiar la vida.

Samm Blake

Foto: Sam Blake

Considerada por American Photo Magazine como uno de los diez fotógrafos de boda más importantes del mundo, esta australiana afincada en Nueva York compagina su labor profesional dentro del marco de la fotografía social con su interés por la vertiente documental gracias a sus trabajos personales.

Rafal Bojar 

Su trabajo es la envidia de aquellos que aman el gusto por los pequeños detalles y los lugares, a veces inaccesibles para el resto de fotógrafos, que consiguen conocer gracias a las contrataciones a lo largo del mapa mundi. Una mirada a lo vintage en su formato más delicado. La presentación de algunas de sus fotos en forma de GIFs animados es una de las marcas de la casa.

Fer Juaristi

Foto: Fer Juaristi

Otro de los nombres propios en el panorama nacional de la fotografía de bodas. Hablar de Fer Juaristi es hablar de inspiración, de fotografía en estado puro, de romper las reglas pero con elegancia, y de dar una vuelta a lo establecido. Buscar “no no evidente” -según él mismo explica- y jugar con ángulos arriesgados son parte de su método de trabajo.

Lelia Scarfiotti

Foto: Lelia Scarfiotti

Desde el corazón de la Toscana, esta fotógrafa ha sabido proyectar en la fotografía de bodas esa emoción de los poemas más románticos. Con una predilección por los detalles florales, que consiguen hacerse autónomos para convertirse en bellas estampas de la pintura inglesa paisajística, sus veladuras y gusto por las estampas de corte onírico son su huella personal.

100% fotos

Pedro y Andrea. Andrea y Pedro. Estos dos fotógrafos de Gran Canaria apuestan por la fotografía hace más de veinte años. En las bodas no se conforman con acudir a los típicos códigos visuales, sino que su mirada busca que el espectador haga una segunda lectura de aquello que observa.

Daniel Aguilar

Desde México, la fotografía de Daniel Aguilar nos recuerda que al otro lado del Atlántico también las cosas han cambiado. Su corte clásico con guiños al documentalismo son algunas de las señas de identidad de este fotógrafo, que también atesora diversos premios a lo largo de los últimos años.

People Truelove Tellers

Foto: People Truelove Tellers

Tras este nombre se esconden Gloria y Daniel, fotógrafos que reivindican los reportajes delicados y elegantes que nunca dejan indiferentes. Especializados en hacer de los lugares más insospechados un atractivo escenario igual de válido que aquellos más predecibles, hace ya tiempo que han conseguido hacerse un nombre entre los mejores fotógrafos de boda del país.

14 Comentarios

  1. Afortunadamente (como en todo) este campo de la fotografía ha evolucionado y seguirá haciéndolo, todo es cuestión de imaginación, ya no es el libro de bodas “tradicional” todo estático y sin vida o las fotos hechas por familiares y amigos todo mezclado y de aquella manera, ahora se pueden ven auténticas joyas porque hasta hace poco parecían los reportajes de bodas mas de velorios (alegres, eso si, en algunos casos) que de una auténtica fiesta.

  2. Que vueltas da la vida, BBC, que no, que no son Bale, Benzema y Cristiano, son a los que antes los fotógrafos de “acción” les miraban un poco por encima de hombro. Hay que reconocer que han cambiado el panorama “nupcial”, aunque a veces no tienes muy claro si es una boda, a una pareja de novios en “Perdidos”. 🙂

  3. “un intento por dignificar una especialidad”

    ¿Acaso antes el BBC era indigno? ¿Quién lo dice? ¿Dónde podemos ver el portfolio del que califica de “caspa” lo que se hacía antes de los que vinieran los que convierten tu boda en un reportaje de: http://www.revistavanityfair.es/ a cambio de una morterada?

  4. Había más verdad en las fotos de bodas de antes, que en muchas de las fotos que he visto aquí, que más parece un reportaje de moda nupcial, donde, igual que en la otra fotografía de moda, casi todo está preparado o es falso… Mucha foto espectáculo, para lucimiento del fotógrafo, y parece que lo que menos importa es la boda en sí…. Ser diferente no significa ser mejor

    • Pues yo he visto álbumes que más parecían una recopilación de fotos de esas que se hacían en el siglo XIX a los muertos… Verdaderos museos de los horrores. Verdad o mentira… Ninguna foto es “la verdad”. Solo la visión de una situación a través del ojo del fotógrafo. Si las de ahora están preparadas, las “que no son de ahora”, con sus poses estáticas, encuadres típicos y tópicos y demás parafernalia, eran un “standar”. Bienvenido sea el aire fresco a esta “especialidad”. Joder, mira que aburre ver álbumes de fotos de boda de quien sea. Por algo será, ¿no?

  5. Llevo 26 años haciendo bodas y a mucha honra. He aprendido miles de cosas y la más importante a ser profesional.
    Ya prácticamente no las hago y debo decir que en este listado falta sin duda JOSE PEDRO SALINAS, para mi el mejor. He intentado una y mil veces alcanzar su percepción sin éxito.
    Permitanme si no un homenaje, una mención y visitad su obra.

  6. Que puede ser diferente queda claro, pero no necesariamente mejor.
    Como dicen más arriba, veo mucho lucimiento del fotógrafo y poca boda. En algunos casos los novios solo están para dimensionar el entorno…una función diminuta, mezquina. Queda claro que la foto no son ellos.
    Las fotos son una pasada aunque la temática en alguna de ellas sea difusa.

Dejar respuesta