Instantánea en blanco y negro: probamos la nueva película Instax Monochrome

2

Aunque en su momento el cierre de las fábricas de Polaroid parecía condenar a la desaparición a la fotografía instantánea, está claro que ahora mismo vive una segunda juventud. Y si hay un responsable de ese renovado éxito es Fujifilm y su saga Instax.

No se trata sólo de vivir de las rentas, sino que la firma ha continuado lanzando nuevos modelos y películas. Y con tan buen acogida que estas pasadas Navidades han resultado ser uno de los productos fotográficos más vendidos.

Aunque para este 2017 ya esperamos la llegada de una Instax cuadrada, hace unos meses la compañía lanzó al mercado la película Monochrome que, como su nombre indica, permite obtener copias instantáneas en blanco y negro, con un precio aproximado de 1,2 euros por foto. ¿Mucho? Tal vez desde la perspectiva digital pero si se compara con los precios de la película Impossible Project para las Polaroid clásicas…

El caso es que, como hacemos siempre, nos hemos ido de paseo para probar estas nuevas cargas monocromas -y nuestras lamentables dotes como artistas instantáneos- acompañados de la bonita Instax Mini 90 Neo Classic.

De todos modos, no hay que olvidar que esta película Instax es también compatible con la nueva Leica Sofort -todo queda en familia, dicen los rumores- y con las Polaroid más modernas que también usan este papel.

2 Comentarios

Dejar respuesta