Leica CL, nueva sin espejo con sensor APS-C

De diseño clásico y con visor integrado, la CL llega acompañada de un nuevo objetivo Elmarit-TL 18 mm f2.8 muy compacto.

9
Leica CL
Leica CL

Una Leica TL, pero con un diseño más clásico y compacto y visor electrónico integrado. Así se podría resumir la esencia de la nueva Leica CL que la compañía acaba de presentar y que rinde homenaje con su nombre y filosofía compacta a la CL clásica, una cámara con montura M pero más compacta y asequible.

Exactamente igual que la TL2 -cuyo diseño no acababa de convencer a muchos- la nueva CL apuesta por un sensor de tamaño APS-C de 24 megapíxeles y montura L. Además de los cambios en el diseño y la apuesta por un tamaño muy comedido (pesa poco más de 400 gramos), otra de las novedades es el visor electrónico integrado.

Leica CL
Leica CL
Leica CL
Leica CL

Capaz de disparar hasta 10 fotos por segundo, la velocidad del obturador mecánico llega a los 1/8000 de segundo, aunque el obturador mecánico también ofrece hasta 1/32.000 de segundo. La conexión Wi-Fi integrada, el vídeo 4K y una sensibilidad de hasta 50.000 ISO completan su lista de especificaciones.

Junto a la cámara también se ha presentado un nuevo objetivo Elmarit-TL 18 mm f2.8 que, con una cobertura equivalente a 35 milímetros refuerza esa idea de la CL como una cámara muy compacta y discreta

El precio de la nueva Leica CL será de unos 2.500 euros el cuerpo, y 3.500 si se adquiere junto al citado 18 mm f2.8.

FuenteLeica
Compartir

9 Comentarios

  1. Que bonita… de ver 🙂
    Me quedo con la CL clásica, eso si.

    Por cierto ” velocidad del obturador mecánico llega a los 1/8000 de segundo, aunque el obturador mecánico también ofrece hasta 1/32.000 de segundo”.. supongo que el segundo es el electrónica

    Saludos

  2. A ver, 2500€ el cuerpo, vale, es Leica; pero que por 1000€ le añadan ese 18mm me parece de coña. Eso quiere decir que ese objetivo suelto cuesta más de 1000€ y me parece excesivo, aún siendo Leica.

    Un saludo.

  3. Ésta, ésta otra de esas máquinas que todo insatisfecho necesita para ser un “güen” fotógrafo. Y aunque no hagas fotos, pasear con ella al cuello y que te vean, tiene que dar una sensación similar a la de tener la hipoteca pagada. 🙂

    P.D. Este comentario es un copia y pega de otro anterior de un servidor, sobre otra Leica. Es que uno te sirve “pa’toas” las Leicas, “pa’qué” cansarse. 🙂

Dejar respuesta