Verano en blanco y negro con la Olympus Pen-F

3

P1010166

¿Qué hacer en verano? Hay gente que se dedica a ver los Juegos Olímpicos. O ir a la playa. O discutir con la familia aprovechando que hay tiempo libre. O escandalizarse con la mierda de informativos de la televisión. O viajar. O dar la lata en las redes sociales y contar por Instagram Stories lo mismo que contaba antes por Snapchat y que sigue sin interesarnos demasiado.

Luego están los que se dedican a dar consejos sobre cómo no ser el pesado de la cámara y acaban siendo precisamente eso: el puto pesado de la cámara. Así que aprovechando una larga excursión por el norte, además de aprender a tomar sidra -un arte, no creáis- también ha habido tiempo para ir todo el día con la Olympus Pen-F y el 17 mm colgado al cuello.

P1010199

P1010309

Tenía ganas de probarla con calma, pasar un par de semanas sin prisas y  disparar sólo en su modo monocromo, algo de lo que se ha hablado mucho y bien. Ya se sabe que el blanco y negro saca ese artista que llevamos dentro y, tocando un poco los negros en los ajustes, a veces salen nubes de esas que abundan por el norte y quedan bonitas en las fotos. Como HDR pero en plan elegante y con estudios.

P1010172

P1010188

P1010442

Así que por una vez y sin que sirve de precedente, no hay Lightroom ni mucho Steve McCurry por medio. Los JPEG tal como salen de la cámara con un ligerísimo toque en los ajustes para contrastar, enderezar algún que otro horizonte (la sidra, ya se sabe) y poco más. Ni viñeteado le he puesto, en un acto de purismo inaudito.

P1010514

P1010213

P1010468Fer¿Repetiría elección de cámara? Sin duda. Pequeña, cómoda de manejar y llevar, bonita y con el 35 mm (equivalente) f1.8 montado un sano ejercicio que de vez en cuando está bien hacer. Algo cara todavía, pero de eso ya hablamos en su momento. De hecho me chivan por el pinganillo que la Pen-F tiene mucho tirón mediático pero a la hora de la verdad son las OM-D las que aguantan las ventas de Olympus.

Pero volviendo al tema de la fotografía viajera y las cámaras pequeñas, la cuestión no es si es buena -todas los son, no nos engañemos- sino si en estas circunstancias haríamos mejores fotos con una cámaras más grande, otra óptica o un sensor de formato completo. Todos sabemos la respuesta.

Compartir

3 Comentarios

  1. La de años que le ha costado a Olympus a darle en las Pen digitales el homenaje merecido a la Pen F y FT en las que se inspiran. Con visor, diales y demás…

    Que me pierdo [MODO_PUTO_PESADO=OFF]. La verdad es que cuando una cámara digital que tienes (y encima te gusta de cabo a rabo el modelo en sí) te ofrece un resultado en blanco y negro directo que te llena y convence, es un vicio. Sencillamente.

Dejar respuesta