Ración doble de Photoshop para el retrato oficial de la Primera Dama de Estados Unidos

La foto de Melania Trump recuerda más a una portada de revista de moda que a la clásica imagen oficial de la Casa Blanca.

2

Si la pose de Donald Trump para su retrato oficial como Presidente de Estados Unidos ya dio mucho que hablar, ahora es el turno de la Primera Dama. Y es que la foto de Melania Trump que acaba de publicar la Casa Blanca tampoco es de esas que dejan indiferentes. O al menos no es la clásica imagen que se suele utilizar para los retratos oficiales.

Más cerca de un editorial de moda que de la típica fotografía de la Primera Dama –FLOTUS, según la terminología oficial en Estados Unidos- en este caso el retoque no es que pueda intuirse, es que es casi el principal protagonista del retrato.

Dejando a un lado la pose desafiante con los brazos cruzados y la postura de la boca -típica en fotos de moda- el tratamiento es el clásico aplicado en este tipo de sesiones. “Esta estética es de hace ya unos años, ahora se apuesta por un tratamiento más sutil”, nos aclaran expertos en el tema.

En esta caso -repasa una experimentada retocadora consultada por Photolari- el suavizado de la piel es demasiado alto, se han borrado todas las líneas de expresión, y los ojos se han aclarado tanto que el blanco no queda nada natural. Además, las manos y muñecas también parecen licuadas, y la extraña luminosidad de la cara también contribuye a dar ese tono irreal a todo la imagen.

Tal y como apuntan desde Petapixel, a diferencia de lo que ocurría con el retrato del Presidente, esta vez no hay datos EXIF que permitan saber con qué equipo -más allá de la buena dosis de Photoshop- se ha hecho la foto.

Lo que sí se sabe es que la fotografía ha sido realizada por el estudio belga Mahaux Photography, y diversos medios ya citan a Regina Mahaux -que ya ha trabajo antes con el matrimonio Trump- como autora de este singular retrato oficial.

2 Comentarios

  1. La verdad es que se han pasado, llegando hasta a desnaturalizar casi, la foto. Pero no es menos cierto que la que tuvo, retuvo y guardó para cuando no hubo……., ya quisieran muchas con quince años, tener el “body” de ésta. Eso explicándolo a lo “fino”.

Dejar respuesta