No hay cámara nueva que se libre de su ración de polémica. Más si es un estreno tan esperado y sonado como el de la Nikon Z8. Esta vez no ha sido el calentamiento o problemas de banding -dos clásicos en algunas nuevas cámaras- sino que las protagonistas son las baterías de esta sin espejo de formato completo.

Y es que, según denuncian algunos usuarios, no es posible usar baterías de terceras marcas en la cámara. Como puede verse en algunas imágenes compartidas en redes, al usar una batería no oficial la  Z8 muestra un mensaje de alerta que impide operar la cámara.

Nikon Z8 – 2

Según explican quienes han probado alguna de estas baterías, se indica que no hay una correcta transmisión de datos, lo que puede suponer un peligro para el buen funcionamiento de la cámara. Algo que, a priori, puede parecer lógico pero que otros consideran una excusa para obligar a los usuarios a pasar por caja y comprar baterías oficiales.

Un hecho que ha desatado dos interpretaciones bien diferentes. Desde Nikon Rumors apuntan a que se trata de una posible estrategia de la compañía para restringir el uso de baterías OEM (Original Equipment Manufacturer) es decir, que siguen las homologaciones técnicas y son una alternativa perfectamente válida a las originales.

Nikon-z8-bateria-02

Thom Hogan, por su parte, no duda en hablar de conspiranoia, indicando que Nikon todavía no ha lanzado un programa de homologación de accesorios para la Z8 y que el problema se debe a un simple problema de voltaje con las baterías , aunque en teoría la cámara usa las mismas EN-EL15C que modelos anteriores.

Veremos si se trata de la típica polémica que se desvanece sin más, si se trata de un problema que se puede remediar con una simple actualización de firmware o si realmente Nikon tiene pensado poner las cosas difíciles a las baterías no oficiales.