Cuando el 20 de enero de 2017 Barak Obama abandono la Casa Blanca, los fotogragos lloramos. Lloramos por que junto al Presidente se iba el que ya es un referente –EL referente- en cuanto a fotografía política se refiere. Pete Souza y su equipo dijeron adios y con él nos despedimos de la época dorada de la fotografía política de alto nivel en la historia reciente.

Cuando llegó Trump muchos pensamos, inocentes nosotros, que si bien en temas estrictamente políticos la cosa iba a cambiar, en el tema grafico de la Casa Blanca, donde Souza y los suyos lo hicieron de forma magistral, iba a seguir la estela de su predecesor.

Fotos de Adam Scotti publicadas en el Flickr oficial del primer ministro canadiense Justin Trudeau.

Hasta tal punto que conocer el nombre del susituto o sustituta de Pete Souza fue tema de conversación en el mundillo fotográfico como en el bar lo puede ser el mercado de fichajes en agosto.

Al final la elegida fue la veterana y de reputación intachable Shealah Craighead, una fotografa que ya conocía el Ala Oeste de la Casa Blanca con George W. Bush pero que, a la hora de la verdad, no ha podido explotar su talento como si pudo hacer Souza.

Fotos de Adam Scotti publicadas en el Flickr oficial del primer ministro canadiense Justin Trudeau.

Repasando el Flickr actual de la Casa Blanca uno descubre que, en efecto, Trump tiene siempre un fotógrafo a su vera. Pero lejos del estilo Obama, las fotos de la era Trump son generalmente sosas, demasiado políticas, a veces descuidadas y, en general, olvidables. No es que sean malas, en absoluto, es que Pete Souza puso el liston muy alto.

Fotos de Adam Scotti publicadas en el Flickr oficial del primer ministro canadiense Justin Trudeau.

Huerfanos de referente, los fotoperiodistas hemos rebuscado y finalmente hemos encontrado ese ejemplo a seguir que nos reconcilia con el mundo político y da esperanzas. Y ha tenido que ser lejos de nuestra tierra, en Canada, donde hemos encontrado al nuevo rey.

Adam Scotti, ese nombre que no te suena de nada pero cuyo estilo encaja como un guante con el del primer ministro de quien es sombra, Justin Trudeau.

Y es que si siendo estrictos, el nuevo estilo de la Casa Blanca pega con Trump como el anterior pegaba con Obama. Y por eso Trudeau, un político que exibe con orgullo sus calcetines de R2 y C3PO el dia de Star Wars, necesitaba no solo un fotógrafo joven y capaz, sino liberarle también de las ataduras políticas de los siempre dictatoriales asesores, mas preocupados por no fallar que por tener éxito.

Y es ahí donde entra Scotti, el estilo de sus fotos y algo que realmente sorprenderá a muchos: él mismo me confirmó por Twitter que en sus redes sociales solo mandaba una persona, el mismo.

Es cierto que el Flickr de Justin Trudeau también tiene fotos muy políticas o sosas. Sería de ingenuos pensar en encontrar solo fotografía de autor en la web de un Primer Ministro. Pero un rápido vistazo nos permite encontrar fotografías  muy cuidadas, donde prima la calidad antes que la cantidad.

Fotos de Adam Scotti publicadas en el Flickr oficial del primer ministro canadiense Justin Trudeau.

Juego de desenfoques y composiciones que aunque no es que sean un gran descubrimiento, si que es aire fresco en una fotografía política que nos tiene demasiado acostumbrados a que en una reunion solo existe la foto del saludo.

Pero es al repasar la cuenta de Flickr del fotógrafo -con la inmensa mayoría de imágenes en blanco y negro, por cierto- o su Instagram cuando se despliega el lado más creativo de Scotti.

Es una autentica lastima que fotógrafos como Adam Scotti existan y no los conozcamos. Grandes fotografias censuradas en pro de la imagen de un político que no puede arriesgarse a salir en su vida cotidiana por el qué diran.

Toronto. October 12, 2015.

Lo peor, como siempre, no es esa censura que ya de por si es poco amable para con la fotografía, sino la indignante y temeraria acción de los palmeros políticos que creen, móvil en mano, que ellos pueden hacer mejores fotografías que un fotógrafo.

Y ya conocen el triste final de esta historia. Un presidente con gafas de sol a bordo de un avión convertido en motivo de mofa para un país entero.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.