La marca de teléfonos móviles Vivo, que empezó a comercializarse en España en 2020, ha anunciado recientemente que a partir de ahora todos los móviles que salgan a la venta en el país lo harán con el “modo belleza” desactivado.

Se trata, explican, de adaptarse a los gustos y necesidades de su clientela. Vivo dice apostar por una imagen más natural y cercana a la realidad ya que al parecer era una demanda generalizada en estos teléfonos móviles.

Recordemos que terminales como el Vivo X90 Pro, que pudimos probar recientemente en Photolari, cuenta con cámaras Zeiss, 50 megapíxeles y sensor de una pulgada, lo que implica una filosofía fotográfica muy enfocada a usuarios avanzados que buscan llevar una cámara en el bolsillo. 

Vivo X90 Pro-8

Desde la compañía aseguran haber escuchado la opinión de clientes y profesionales del sector para adaptarse a las tendencias del mercado en España. La función “modo belleza”, que hasta ahora aparecía de forma predeterminada en todos los terminales, no desaparece y podrá volver a activarse sin el menor problema desde la configuración del smartphone si alguien prefiere seguir utilizándolo. 

Aunque el nivel de retoque que se aplica a los retratos suele ser ajustable, esta función se centra habitualmente en el suavizado de la piel. De todos modos, en algunos casos también se ofrece la opción de agrandar los ojos o estirar el rostro para conseguir una imagen teóricamente más estilizada y acorde a los estándares normativos de belleza.