Apóstoles, Judas y otros personajes del Vía Crucis del fotógrafo

36

¿Y los ateos por qué celebráis la Semana Santa? Por las torrijas, suele ser la respuesta más recurrente a una pregunta que por estas fechas -como en Navidades- se repite con bastante insistencia a los que sólo creemos en Capa. Y lo justo.

Pero dejando a un lado manías religiosas, esta idea de sufrimiento y vía crucis que tanto se estila por estas fechas cuadra a la perfección con la vida del fotógrafo. Una profesión o afición que entre lo de la pasión y el calvario en que se convierte muchas veces también podría tener su propia Semana Santa.

Ellos no cargan con una cruz, cierto. Aunque seguro que más de uno ya está pensando en voz baja el chiste recurrente: algunas réflex pesan casi lo mismo. Pero lo que nunca falta alrededor del fotógrafo son los palmeros. Esos que un domingo te reciben con sus ramitas de olivo y tal pero que posiblemente al cabo de unos días estén pidiendo que te den bien fuerte con el látigo.

Y póngale también –señor romano- una corona de espinas, que esa foto de la que tanto presume seguro que está retocada, montada o algo. Aquí no hace falta ni esperar a que cante el gallo para ser negado o traicionado. Basta un poco de éxito o un premio para que el fotógrafo de turno acabe recibiendo algo más que alabanzas.

Eso nos lleva directamente a otra de las grandes figuras evangélicas que últimamente está en alza: el fotógrafo apóstol. Los hay de todos los tipos pero básicamente la idea es convencerte de que sus panes y sus peces son mucho mejores que los del vecino.

Da igual que esté vendiendo un libro –perdón, un fotolibro, que es lo que se lleva ahora entre la modernez de Galilea-, su último trabajo o las bondades de la cámara con la que trabaja. El caso es que al apóstol le gusta predicar la buena nueva allí donde sea. Posiblemente sin que nadie le haya preguntado.

Por supuesto, de todos los apóstoles nuestro preferido siempre ha sido Judas. Por aquello de que al menos tenía un precio fijo y no daba sorpresas de última hora. Este muchacho representa a la perfección esa figura tan nuestra del fotógrafo que hoy te está explicando que las réflex de fulanito son lo mejor del mundo y mañana cae del caballo, ve la luz y cambia de bando para asegurar que el futuro son las sin espejos. Concretamente esa que le han regalado para trabajar.

Pero no solo se trata de esquivar a apóstoles plastas y Judas en oferta, sino también a los mercaderes del templo. Servicios técnicos de a millón la hora, comerciales sin escrúpulos que intentarán colarte la cámara que más comisión deja –aunque no sea en absoluto lo que necesites- y listillos en general que creen que todo es cuestión de un equipo con muchos ceros en el apellido.

Ya hemos dicho que esta no iba a ser una historia bonita y que en realidad lo que nos sobra son malos de la película. Más teniendo en cuenta que nos sabemos el final de memoria.

Porque incluso los que consigan sortear todas esas etapas sin despeinarse y en plan chulos aprovechan el camino al Gólgota –qué memoria tenemos para lo que aprendimos en clases de religión, oye- para practicar un poco de street photography acabarán topándose con los Pilatos de turno.

Que si yo pensaba que la foto era gratis, que si yo me lavo las manos. O peor aún: con el Sanedrín de consejeros delegados que decidan que no hacen falta fotógrafos en plantilla.

Y para más inri –nótese el chiste-, para acabar siendo comparado con ladrones por el simple delito de dedicarte a hacer fotos de bodas. “3.000 euros quería cobrar por el álbum el tío; solo por apretar el botón”, dicen que se escuchaba junto a la cruz según el testamento de San Cuñado.

Total, para que después de todo mires tus fotos y llegues a la dolorosa conclusión de que las de todos esos instagramers herejes son mucho mejores o al menos tienen más likes. Pero tú tranquilo, porque con tus clavos, tu cruz y tu corona puedes canturrear como los Monty Python aquello de “always look on the bright side of life”. Y es que, en el fondo, siempre fuimos más de Brian.

Compartir

36 Comentarios

  1. Y venís vosotros hablando de esquivar a los mercaderes? Vosotros? En serio? Pero si vivís de ellos !!!

    En esta escenografía tan traída por los pelos y poco inspirada solo faltaban los Fariseos

    😀 😀

      • Llevo un par de días buscando progres por la redacción y sólo veo rojos y masones. Ni progres ni electricistas de esos con cortocircuitos… Creo que me he perdido algo.

        • Tú? rojo? Jajaja. Como buen vendehumo eres capitalista en lo económico y marxista en lo cultural, es decir: un progre. Ves? Como todo progre que se precie, tampoco tú sabes por dónde te viene el aire.

          Conclusión: necesitas urgentemente contratar a un electricista….

  2. Qué pena dáis los ateos, pensáis que cuando uno muere todo se acaba y punto final. Qué poca imaginación tenéis. Podríais pensar al menos que una vez muertos seguiréis haciendo fotos en el más allá,con cámaras de 1000 mpix y que pesen poco.
    Os acompaño en el sentimiento…

    • Y sin embargo el dia del orgullo gay se pondrán de perfil, no sea que venga Favio Mcnamara y les amenace con denunciarles a la policia por homófobos

      • Pese a los parecidos en algunos pasajes, me temo que no me sé tan bien el Corán como para poder hacer «cachondeito». De todos modos, si en 2017 seguimos considerando las referencias a «La vida de Brian» como ofensivas, la cosa está peor de lo que me imaginaba.

    • Esas afotos sería divinas, todos los santos, arcangeles, Venus y Afroditas desnudas en las playas del paraíso, todas las uríes, todos los Dioses en asamblea…. como molaría porque puestos a creer, tampoco es de recibo ser ateo de Urtzi Thor, o de Wotam y las damas del Rhin, o de toda esa caterva de dioses, diosas, diosecillos y manes familiares que pululan por los cielos, los infiernos y los diversos paraísos. ¿No? Creo en vos divina Afrodita, creo en Todos los Dioses que en la historia han sido y festejo la semana santa esa de los católicos y las fiestas de baco y las olimpíadas y los misterios de Eleusis y todas las fiestas que son y serán. ( por cierto del Ramadán lo que más me mola es lo que pasa en cuanto llega la noche ) 😉
      Ojalá sea cierto y en el Paraíso las cámaras sean tan perfectas que las fotos salgan solas y todos rindamos culto a Cartier Bresson.
      Amen

  3. Muy bueno el artículo.
    Respecto a los defensores de la religión, me parece que os equivocáis de web. Me parece que aquí se habla de fotografía, así lo entiendo yo. Si queréis discutir de religión lo tenéis muy fácil entrando en foros o grupos de WhatsApp católicos de vuestra comunidad o culto (o como sea), si es los hay. Si no existen, creadlo vosotros, muchos os lo agradecerán por la gracia De Dios.
    Por cierto, siempre he pensado que el haber tantas religiones distintas, con tantos distintos dioses y que todas crean que llevan la razón… ¿no es prueba suficiente de que son todas una patraña???. Es decir si existiera ‘algo’ ahí arriba, ¿no deberíamos todos creer en ese ‘algo’ en concreto, todos por igual, y no cada uno en lo que le da la gana???. Ahí lo dejo.

    Un saludo.

    • Querido, tengo malas noticias para ti. Desde le Revolución francesa no ha habido religión-secta más dañina para la sociedad occidental, secularizada y carente de valores, que la secta satánica; y de los dos que hay aquí, al menos uno ya se confiesa masón.

      Ya comprendemos tu rendición irrestricta a los intereses de esta redacción que publica artículos tuyos que pasan por el escaparate sin pena ni gloria, pero la próxima vez que te dé por meterte en estos jardines procura leer algo más que las especificaciones de los cacharros.

    • Querido gonzab74…¿Lo ves? Tú también terminas hablando en tu último párrafo de lo que no se debería de hablar aquí (según tú, que nos hemos equivocado de sitio) y sí lo hagamos en esas otras páginas recomendadas. (Sin acritud compañero)
      Salud!

  4. Abundando en lo que se os decía más arriba, para el año que viene, vosotros que estáis siempre tan predispuestos a la hora de fustigar todo tipo de fundamentalismos, ya sean fotográficos o no, como en este caso, os animo a que estudieis la Guía de la Yihad, que como diría Zapatero, son dos tardes.

    Con ese conocimiento recién adquirido y unas viñetas de Oscar os apañáis unos artículos de lo más interesantes. Luego ya si eso, a toro pasado, nos encargamos nosotros de recordaros lo de Charlie Hebdo. A ver si os atrevéis y tenéis la misma presencia de ánimo periodístico que a la hora de ciscaros en la Cruz.

    Saludos cordiales.

    • Oye y si en en charlie hebdo ese hicieran chistes del primer astronauta español, aquel que después de salir de misa viajó a los cielos en coche porque no os creais, en esa revista las gastaban asi … ¿ein? Tanto Charlie Hebdo, y en vuestra vida supisteis quienes eran Cabú ni Wolinski, ni todavia habeis leido ni una caricatura de los susodichos. Un poco de respeto por la libertád. Respetaos a vosotros un poco más y dejaos ya de majaderias propias de alienados zombificados.
      Seguro que os matais a selfis con palito 😀

      • Respeto por “libertád”? No seas falaz, Cristina no pide que se conculque, todo lo contrario, exhorta a que amplie el radio de acción burlesca a otras confesiones. Así nos reiríamos más y de forma más multicultural. Seguro que la contertulia estaba pensando en eso. Y confieso que yo también.

  5. ¿Que hablan del Charlie Hedbó quienes no son capaces de tragar un post en tono humorístico sobre fotografía cuya única relación con la religión es el contexto?

    Luego piden respeto… Este país está para hacérselo mirar.

      • Si te refieres a mí, es evidente que me refiero al respeto por las personas. No por las ideas absurdas y peregrinas que estas defiendan.

          • Creo que el que está confundido eres tú, Javier. Y sin ánimo de polemizar más de lo que ya lo está este hilo.

            Por esa regla de tres ¿deberíamos entonces respetar las ideas de los yihadistas del Isis, que consisten en cercenar el pescuezo de todo infiel que no profese su religión o no la practique tal y como ellos mandan? ¿Debemos respetar la homeopatía aún sabiendo que no es más que una industria vendehumos, y no intentar combatir la estafa que en realidad supone? O… ¿Acaso las ideas que merecen respeto son únicamente las que nosotros respetemos o discriminemos como merecedoras de respeto? No ¿verdad?

            Pues ahí tienes la respuesta. Como bien dices, las ideas peregrinas vienen de las personas. Pero añado yo… Las ideas peregrinas vienen de las personas, PERO NO SON PERSONAS.
            Lo que merece respeto son los derechos de estas, los inalienables, los irrenunciables y todos los que tienen como destino la defensa de la vida, la igualdad, la dignidad, etc. Derechos recogidos en prácticamente todas las democracias del mundo. También la libertad de profesar una religión libremente, y la libertad de expresión, con los únicos límites de no invadir los derechos fundamentales de otras personas.

            «Curiosamente» se recoge en el Cógido Penal un delito «contra los sentimientos religiosos». Es cierto. No es menos cierto que este delito ideológico, y que no debería estar en ninguna ley del mundo, tiene su explicación en el contexto de que quien viene ejerciendo el poder en este país deste tiempos inmemoriables ha tenido y tiene en la iglesia a uno de sus mayores alíados y apoyos. Todo ello refrendado por los acuerdos con la Santa Sede de 1979, con categoría de tratado internacional. Es curioso desde esta óptica que no exista entonces un delito contra los sentimientos ateos o agnósticos…

            Salvo este exhabrupto, es lógico aseverar que lo que es digno de protección son las personas y sus derechos, pero no las ideas que en determinado momento puedan defender, pues estas pueden consistir en borrar de la faz de la tierra a una comunidad entera como Hitler quería hacer con los judios.

          • A ver si lo entiendo bien, las ideas por no tener validez universal no son respetables, como no lo son las ideas de un yihadista, sin embargo, lo que si merece ser respetado son los derechos de las personas; esos sí tienen carácter universal, aunque históricamente no ha sido así, la Declaración Universal de los Derechos humanos es como quien dice de hace dos días… y yo me pregunto, ¿Acaso es persona un yihadista? ¿acaso también son sus derechos inalienables e irrenunciables? ¿Qué debemos hacer con ellos, interceptarlos con buenos modos, velitas, peluches, pianos, cánticos pacifistas y mucha alegría y resignación, y después de eso entablar, como quiere la Abuela de la Lata que gestiona el Ayuntamiento de Madrid, un amistoso diálogo intercultural para convencerlos de que van por el camino incorrecto? ¿Es eso lo que nos vendes?

  6. Yo es que alucino…
    Al final terminamos hablando de los trascendental, es decir si creer o no, ateos o creyentes etc…
    Si no se hubiese nombrado la palabra ‘Ateo’ ¿Cuántos comentarios y visitas tendría el post?…
    Es que eres listo Iker..
    Un abrazo tío,

  7. Delito contra los sentimientos religiosos “delito ideológico”, dice el libro gordo de Progrete…. pues claro que sí, igual de ideológico que el delito contra la identidad de genero, contra la etnia, etc, etc, etc.… que han sido metidos con calzador en el código penal por la izquierda para alimentar el pesebre…. Pues sí, debería desaparecer el primero, y los otros también.

  8. Yo es que no lo veo. Tras leer el articulo no veo la falta de respeto ni a las personas ni a las ideas, mas bien a los fotógrafos (que era el objetivo) haciendo un particular paralelismo con un via crucis por la via dolorosa.

    No es de hecho la vida un via crucis con todas sus estaciones penitenciales? Quizá de ahí el exito de la franquicia.

    Lo dicho, no veo la ofensa por ningún lado. Y si la hubiera tampoco me escandalizaría, hace un tiempo, cuando de verdad eramos modernos, que El Islam persiguiera a Salman Rushdie nos parecía Bárbarico, ahora nos ofendemos todos mucho, lo que me hace pensar en el famoso refrán «el que se pica, ajos come»

    Iker, Gracias por el humor y la fotografía.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.