En estos últimos días hemos visto a algunos de los primeros usuarios de las Apple Vision Pro realizar todo tipo de actividades con estas gafas que, para muchos, marcan el futuro de la tecnología. Desde estupideces como conducir con ellas en busca de clicks y, esperemos, una buena multa, hasta otras como estar en una cafetería con ellas puestas o caminar por la calle.

Sorprenden y sirven en bandeja algún que otro chiste, cierto. Pero no hay que olvidar que en su momento también parecía una locura eso de estar con un teléfono móvil en algunos ambientes. Más allá de estos usos más creativos, hablamos de un dispositivo que cuesta más de 3500 dólares y que, a priori, está pensado para ámbitos profesionales.

Apple-Vision-Pro-Lightroom-02

Quienes desde el ámbito de la fotografía y el vídeo se preguntan si tienen algún posible uso en este terreno o anden buscando una excusa para justificar la inversión, tenemos buenas y malas noticias.

Aunque Apple presenta las Vision Pro como su primera cámara 3D y efectivamente cuenta con dos cámaras principales (con objetivos 18 mm f2) para capturar imágenes y vídeos con su tecnología «spatial» parece que por ahora esta función no está teniendo demasiado protagonismo cuando se habla del nuevo dispositivo.

Una nueva forma de editar

Pero es en la edición de fotografías y vídeos donde este dispositivo puede tener más potencial. Adobe no ha tardado en adaptar algunas de sus aplicaciones a este entorno y su sistema operativo con una propuesta que, al menos, puede sonar interesante: editar mediante gestos y control por voz en este nuevo escritorio virtual.

Apple-Vision-Pro-Lightroom-01

«Descubre el futuro de la fotografía con una nueva forma de editar fotos a mayor escala, llegar a los detalles, experimentar la magia de las imágenes panorámicas o vídeos y mucho más que llegará en el futuro», explican desde Adobe para presentar esta versión de Lightroom.

No hay por ahora muchos detalles, pero a la vista de las imágenes oficiales parece una versión más sencilla que la de escritorio. Junto a Firefly, son las dos primeras aplicaciones de Adobe para VisionOS, el nuevo sistema operativo de estas gafas.

Apple-Vision-Pro-Firefly

En el caso de este modelo de IA generativa, las posibilidades parecen más evidentes a la hora de dar las instrucciones con comandos de voz o desplegar las imágenes creadas en una pared o cualquier espacio del mundo real. «En el futuro, se podrán generar panorámicas envolventes, entornos 360º y mucho más», añaden desde Adobe.

De hecho, es más fácil imaginar estos usos que pensar en un usuario de Photoshop realizando ediciones complejas de una fotografía mediante Vision Pro.

«Posibilidades tienen»

En Photolari todavía no hemos podido probarlas. De todos modos, en lugar de intentar conseguir unas -en España no están a la venta- e inventarnos un review tras tenerlas durante 10 minutos, hemos preferido preguntar a dos amigos de la casa que llevan usándolas desde el primer día.

«Puedes hacer las fotos gigantes, probar como quedan en una pared y cosas asi. A la hora de editar en general te puedes hacer una idea, pero es difícil ver las imágenes al pixel por todo lo que conlleva mostrarlas en un visor», nos explica José Sáez-Merino, diseñador 3D.

Tampoco Ángel Jiménez de Luis -periodista especializado en fotografía- lo acaba de ver muy claro. «Pueden ser útiles en casos muy específicos, sobre todo si lo usas como monitor virtual de un Mac para trabajar. Pero con una cobertura de solo el 92% de gama de color DCI-P3 no es lo ideal», avisa.

«Puede ser interesante para acercarte mucho a una foto y ver algo a tamaño natural, pero un monitor real bueno, de momento, es mejor solución», recomienda.

«Posibilidades tiene, pero no me atrevería a decir ahora mismo que para un fotógrafo esto es una herramienta útil», concluye Sáez-Merino