Estos últimos días no han sido nada fáciles para Adobe. La compañía californiana se ha visto envuelta en una agría polémica a raíz de sus nuevos términos de uso, que establecen que Adobe puede acceder al contenido de los usuarios para usarlos para distintos fines, entre ellos «la mejora de la experiencia del usuario mediante el aprendizaje automático».

Es decir, que se reservan el derecho de usar las creaciones almacenadas en su servicios en la nube para entrenar a sus algoritmos de inteligencia artificial. Algo que ha puesto en alerta a creadores de todo el mundo, a pesar de que está política lleva funcionado ya varios años, según aclaraba un portavoz de la compañía.

En medio de este lío, Blackmagic ha querido aprovechar el momento para dejar claro que ellos no usaran los contenidos de sus usuarios para alimentar a la inteligencia artificial. En la página de inicio de sesión de Blackmagic Cloud, la compañía ha colocado un explícito «No AI Training», es decir sin entrenamiento de IA.

ai

El eslogan está acompañado de un pequeño texto en el que Blackmagic reconoce que sus usuarios son los únicos dueños del contenido que suben a la nube, y asegura que nunca usarán esos medios para entrenar a la inteligencia artificial.

«Esto significa que puede trabajar de forma segura sabiendo que su contenido, ideas y propiedad intelectual permanecen bajo su control y no se filtrarán públicamente a través de una IA», remata el texto.

De esta manera Blackmagic se cura en salud ante futuras polémicas -que seguro las hay- y se marca un tanto contra uno de sus principales competidores.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.