Fue uno de los cierres más simbólicos del sector, tanto por la antigüedad y relevancia de la marca como por los motivos esgrimidos. La imposibilidad de competir con los precios a la baja de los productos de China, explicaron en verano de 2017 los propietarios de Bowens, hacía inviable seguir con el negocio.

Publicidad

Pero por lo visto algo ha cambiado. No queda claro sin en el mercado de la iluminación profesional o en los planes de la compañía, porque Bowens acaba de anunciar su vuelta a los escaparates con una nueva flash de estudio, el XMT500.

El responsables de esta vuelta al mercado es Wex Photo Video, una tienda de fotografía propiedad de la misma compañía que hace dos años decidió cerrar Bowens.

Pero más allá del curioso cambio de opinión -no parece que el mercado de iluminación haya mejorado mucho en este tiempo- el nuevo flash TTL para Canon, Nikon y Sony presume de una potencia de 500W, de alimentación por batería lo que le permite ser autónomo y trabajar en exteriores sin necesidad de generadores, de sincronización de alta velocidad HSS hasta 1/8000 de segundo y con un rango de potencia regulable en 8 pasos.

Según se da a entender, no se trata simplemente de poner a la venta stocks de Bowens que quedaban por el almacén, sino que el plan es ir lanzando nuevos productos bajo este sello.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.