Grabar las profundidades marinas en 8K con la Sony A1 o aprovechando las opciones de vídeo y sensibilidad de la A7S III. Esto es lo que propone al empresa neozelandesa Boxfish Research con su nuevo Boxfish Luna, un drone submarino que puede adquirirse equipado con cualquiera de estas dos cámaras de Sony.

El nuevo drone permite llegar a profundidades de hasta 1000 metros y se maneja de forma remota conectado con un cable de fibra óptica. El cable estándar es de 200 metros, pero se pueden adquirir cables con longitudes de hasta 3000 metros.

153616986_2217466891718994_7666917190336439657_o

Desde la consola de control operario dispone de control total sobre la cámara, incluido el zoom, el enfoque y todos los parámetros de la exposición, y cuenta con un monitor UHD de 17 pulgadas para monitorizar la grabación.

156108862_2222616771204006_1641140655680412481_o

Además incluye un soporte con toma de corriente especialmente diseñado para acoplar un monitor Atomos Ninja y habilitar la grabación en ProRes Raw.

1st-Color-Grading.00_01_06_12.Still110-denoise-denoise

El drone está propulsado por ocho motores y cuenta con dos focos regulables de 8500 lúmenes. Así mismo está equipado con varios sensores, GPS y brújula 3D para facilitar la navegación.  El fabricante promete hasta 15 horas de autonomía.

24131900_1182590001873360_7013905601613908672_o

El nuevo Boxfish Luna ya está disponible en sendas versiones con la Sony A1 o la Sony A7S III, aunque el fabricante no ha confirmado aun el precio final.

2 Comentarios

Comments are closed.