Se suele decir que la seriedad de un sistema de ópticas profesionales se mide por el número de objetivos especiales que ofrece. Modelos que, como los descentrables, son caros de desarrollar, tienen un mercado relativamente limitado y que, en resumidas cuentas, no resultan especialmente rentables para una marca. Pese a ello, deben formar parte del catálogo.

Diseñados sobre todo para la fotografía de arquitectura y producto, Canon acaba de renovar su catálogo en este segmento con tres nuevos objetivos de la gama TS-E: 50 mm f2.8 L Macro, 80 mm f2.8 L Macro y 135 mm f4 L Macro.

Pese a la denominación Macro, revisando las especificaciones de este trío de lentes, en realidad los objetivos ofrecen una magnificación de sólo 1:2, aunque en el caso del 50 milímetros se puede ampliar a 1:1 utilizando un conversor.

En la lista de mejoras respecto a la generación anterior, Canon enumera tanto la calidad y rendimiento óptico de los tres objetivos, como su diseño y mecanismos de ajustes, para facilitar los movimientos de basculación y descentrables que caracterizan a este tipo de ópticas y que permiten al fotógrafo controlar la perspectiva y profundidad de campo de la toma.

Disponibles a partir de noviembre, cada uno de los tres objetivos costará 2.590 euros.

6 Comentarios

  1. Si quieres aprovechar el 100% del sensor, sin recortes grandes y con calidad en la toma, economizando tiempos, estos son los objetivos para arquitectura, lo otro es salir del paso.

  2. con los programas de edición actuales no veo que tenga mucho sentido comprar este tipo de lentes vamos o eso creo yo

    • Nada que ver. Las fotos obtenidas con un lente descentrable NO se pueden hacer con ningún potochop ni cosa que se le parezca.

Comments are closed.