Novedades en el catálogo de Canon pero esta vez la cosa no va de réflex o de sin espejo sino de uno de los segmentos más en auge últimamente: la fotografía instantánea. Un sector en el que hasta ahora sólo Fujifilm y Polaroid se movían pero al que Canon se acaba de apuntar con su nueva gama Zoemini.

Aunque Canon ya disponía de una impresora bautizada como Zoemini, ahora va un paso más allá con una serie de cámaras que se estrena con dos modelos híbridos que permiten tanto almacenar las imágenes en formato digital como obtener copias en papel al momento mediante la tecnología sin tinta Zink. Una apuesta, por tanto, más similar a las cámaras digitales de Polaroid que a las instantáneas con copia fotográfica de Fujifilm.

Coloridas y dirigidas a un público juvenil, tanto la Zoemini S como la C cuentan con un espejo frotal pensado para facilitar los selfies. El modelo más completo, la C, dispone de 8 megapixeles y flash anular, mientras que la S se conforma con 5 discretos megapíxeles.

Además de poner obtener copias al momento -de 5 x 7,6 centímetros- de las fotos realizadas, las dos cámaras también pueden funcionar como pequeñas impresoras portátiles a las que enviar las fotos desde el móvil mediante la aplicación Canon Mini Print.

Disponibles este próximo mes de abril, la Zoemini S costará unos 130 euros mientras que por la Zoemini C habrá que pagar unos 170.

Compartir

3 Comentarios

  1. me parece que pusieron al revés:
    «Coloridas y dirigidas a un público juvenil, tanto la Zoemini S como la C cuentan con un espejo frotal pensado para facilitar los selfies. El modelo más completo, la C, dispone de 8 megapixeles y flash anular, mientras que la S se conforma con 5 discretos megapíxeles.»
    saludos!!!!

  2. El próximo año Canon dirá que también son los reyes en instantáneas. Las Fuji son tochas y feas de narices pero llevan años de ventaja, y Polaroid es Polaroid.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.