Cómo hacer mejores fotos de calle: toma nota de estos 10 consejos

53

Un profesor de lujo y una de las ciudades más fotogénicas del mundo. No suena nada mal para un improvisado curso de fotografía callejera de la mano de Jota Barros mientras recorremos uno de los barrios de moda de Londres.

Es verdad que hay lugares en los que parece especialmente fácil hacer una foto resultona. Pero más allá de esa pequeña ventaja con la que jugamos en este caso, le hemos pedido a nuestro profesor particular que nos de 10 consejos básicos para enfrentarse a eso de la street photography.

Y, como era de esperar tratándose de Jota, la cosa no va esta vez de cámaras, megapíxeles o fórmulas maestras para enfocar o medir -ya hay demasiados tutoriales repitiendo lo mismo desde hace décadas- sino de entrenar nuestra mirada para que no se nos escape esa foto.

Así que tomad buena nota de los 10 consejos que nos da -y del lugar donde dicen que están los mejores bagels de la ciudad- y a practicar.

Compartir

53 Comentarios

  1. Fantástico. Me quedo con el consejo de hacer foto en tu lugar de residencia, en tu propio barrio. Gracias a los tres, que no me olvido de Álvaro.

  2. Enhorabuena por el estupendo curso «concentrado» de foto callejera.
    Me gusta el planteamiento respetuoso de Jota Barros. En llamativo contraste con lo que perpetra Bruce Gilden en el vídeo promocional del curso de Magnum : ¡Flashazo a uno en la cara en mitad de un paso de peatones!
    https://www.photolari.com/the-art-of-street-photography-el-primer-curso-on-line-de-la-agencia-magnum/
    Del resto me llama la atención la diversidad de materiales.. y de resultados
    Salud

  3. Hablamos de unas reglas, pero a la vez reconocemos que están llenas de clichés y estereotipos o que aplicarlas nos llevarán a ellos irremediablemente. ¿Y qué nos falta entonces? yo creo que olvidar todas estas reglas y normas una vez aprendidas (o no, muchos fotógrafos empezaron y siguen empezando sin tenerlas en cuenta) y una vez conseguida la foto «cliché» que parece que muchos anhelan, preguntarnos después, si lo que queremos es sacar fotos resultonas para demostrarnos que somos capaces de hacerlas o que lo que queremos es disfrutar de una afición que de un resultado representativo de nuestra forma de ser o hacer las cosas. En el discurso de la fotografía de los últimos años, ha desaparecido todo lo que tiene que ver con la individualidad, estamos fabricando coches en serie sin cimentar el necesario tuneado que requiere hacer algo personal y que al final, es lo único que marca una diferencia en los fotógrafos.

    Luego a mi me parece sorprendente el aumento del discurso conservador dentro de la fotografía callejera, esa nueva moralina que pretende acotar los motivos a fotografiar y pasar por encima de la capacidad de atracción que siempre ha tenido la fotografía en la calle independientemente del motivo o la moral de cada cual. Esto es otra muestra clara de que hay una tendencia a la estandarización a no salir de unos clichés establecidos ajustados a sensibilidades o morales que se pretende exportar a un colectivo sin que nadie les haya invitado. La moral es de cada cual y propagar un tipo moral en una disciplina creativa me parece una contradicción y un atentado a su fundamento, esto solo se ha producido en momentos de la historia muy oscuros, a lo mejor ahora estamos en uno de ellos.

    • Joder, vaya chapa.

      Resulta un poco cómica esa fabulación en la cual un movimiento retardatario estaría hundiendo a la fotografía de calle en la estandarización por culpa de una moral caduca y un arsenal de clichés. Es una ingenuidad afirmar que la fotografía se rige o se ha regido alguna vez por algún tipo de moral, ya sea conservadora o liberal.

      La fotografía en general y la fotografía de calle en particular están en pleno ocaso por culpa de la hipersaturación iconográfica. Hay demasiada gente tratando de hacer lo mismo y es inevitable caer en la repetición. Sencillamente, lo que había y se podía decir ya se ha dicho; nada nuevo se puede ya añadir. No hay disciplina más carente de reglas que la fotografía de calle, y nunca tanto como ahora los sujetos que la practican se ufanan inútilmente en transgredirlas para diferenciarse sabiendo de antemano que ese empeño está condenado al fracaso. No se puede transgedir lo que ya no existe.

      De esa situación de decadencia creativa no se sale con una hipotética emancipación individualista. La fotografía está condenada precisamente por sobreabundancia de individuos que pretenden ser diferentes unos de otros, y en eso son todos iguales. El declive de la fotografía es sencillamente el reflejo de esa pretensión falaz.

  4. Yo no he dicho que la fotografía de calle se este hundiendo (aunque si esta pasando un poco la moda), ni culpo a la moral ni a la estandarización de nada, estos dos detalles son casi intrascendentes para la evolución de cualquier práctica, es más, creo que las dos cosas se dan de bruces con lo que en si mueve a un acto creativo, aunque algunos se empecinen en poner más y más fronteras morales o normas no se muy bien con que intención. Lo dicho es un apunte que me sale tras ver la entrevista y donde hay coincidencia con algunas cosas de nueva hornada que he leído los últimos meses.

    Tampoco creo que sea «inevitable» caer en la repetición, aunque si puede que sea más dificil por la cantidad de personas que la practican.

    Y no, no creo que hoy muchos estén afanados en ser diferentes a otros, más bien pasa lo contrario, se idealiza una forma de hacer las cosas y todos se afanan en conseguir lo mismo, eso si es una tónica de ahora y sigue el patrón de cualquier «moda». Lo que se busca es conseguir aquello que esta bien considerado estéticamente dentro de esta disciplina, tanto en su ejecución como en la posición social dentro del colectivo que conseguirá por medio de ellas y eso queda perfectamente plasmado en mucha de la fotografía de calle de hoy, pero fuera de eso, las cosas se siguen moviendo.

    A la fotografía de calle le vendría muy bien una caída en el olvido por algunos años, las modas atraen a mucha gente que se apunta a un bombardeo y con tanto ruido «fotos» cada día cuesta más encontrar cosas interesantes.

    • Tu planteamiento es muy infantil: es el individuo que reniega del discurso gregario (el responsable de librarse de las reglas, las normas, y la ¿moral?) el llamado a determinar un nuevo rumbo creativo de la foto de calle.

      Pero las reglas ya han sido investigadas, recreadas, perpetuadas, importunadas, hostigadas y desmentidas una y un millón de veces. Propiamente, se puede decir que la foto de calle es una foto carente de reglas de tal manera que cuanto más se pretende transgredirlas tanto más se está condenado a caer en algún estereotipo. Insisto: nada nuevo se puede añadir a lo ya dicho. Pero la esperanza de recomenzar de nuevo, ya sea en foto de calle o en cualesquiera disciplinas fotográficas es la añagaza de la que se sirve el mercado para seguir vendiendo millones de cámaras entre los ingenuos que alimentan la quimera de que su «discurso» personal está llamado a inscribir una nueva página en la historia de la Fotografía.

  5. «Pero la esperanza de recomenzar de nuevo, ya sea en foto de calle o en cualesquiera disciplinas fotográficas es la añagaza de la que se sirve el mercado para seguir vendiendo millones de cámaras entre los ingenuos que alimentan la quimera de que su «discurso» personal está llamado a inscribir una nueva página en la historia de la Fotografía.» Hombre, si te pones así, también podemos aplicarlo a cualesquiera otras artes.

  6. Los consejos, ptsch, normalitos. No sé cómo sale la gente a la calle, pero no se ha descubierto una nueva civilización. Las imágenes, pues ni fu ni fa. Será que uno se ha acostumbrado a las imágenes de Bresson y cuatro más, y el resto deberían dedicarse a matar moscas con el rabo. Ahora, palmeros hay en «tos laos» y así nos va, de mediocridad en mediocridad.

    • +1

      Pero todavía queda algún pánfilo con escasa cultura visual que confunde sus deseos con la realidad y afirma que la street nunca morirá pues todos los dias se encuentra algo nuevo en el flickr.

    • Te cedo el Instagram y el Flickr: todo para ti. Renuévate tú. Yo no creo en la democracia, yo creo en la tradicion de los valores perennes (que no mueren jamás) del buen gusto, la mesura, el decoro y el sentido común; valores que la democratización de la cultura detesta.

  7. Yo creo que los que más detestan son los conservadores. Y detestan, sobre todo, el hecho de que todos podamos ser iguales, que se haya diluido ese aroma rancio de las clases sociales, del mando, de la reverencia, de la disciplina férrea, de la letra con sangre entra, del señorito engominado, etc. Viven en un tiempo que ya nunca volverá. Pero no contentos con eso, también creen que a sus contrarios nos gusta la gente maleducada. En fin…

    • Lo que detestan los conservadores es la falacia que ha calado en las sociedades modernas, sobre todo a partir de la escuela de Fráncfort​ y Mayo del 68, de que los hombres son iguales; una falacia que es un escándalo para la razón. Los hay que son guapos, inteligentes, emprendedores, trabajadores, valiosos y luego están los otros, los feos, los tontos, los vagos, y los inútiles que pretenden vivir del estado. Es contra esta falacia contra la que cabe revelarse desde los principios naturales con la misma virulencia con la que, por ejemplo, la lógica se alza en contra del incumplimiento del principio de no contradicción.

      Básicamente, unos hombres nacen para dominar y otros para ser dominados, y esto es así desde el principio de los tiempos. Ir contra la naturaleza es garantía de caos y destrucción. El pegamento que mantiene unido a la sociedad es el sagrado Principio de Autoridad; y es precisamente su incumplimiento el responsable de la decadencia de la Civilización Occidental que sufrimos.

  8. Precisamente ese regirnos por las leyes de la naturaleza es lo que nos llevó a cometer salvajadas. Lo suyo es bastante más grave de lo que creía, pero tiene cura: lea.

    • No hay nada en la naturaleza que sea contrario a la naturaleza (Aristóteles): lo que tú llamas sentimental y remilgadamente»salvajadas» es la higiene del mundo.

  9. ¿Delirio megalómano? ¿Malos tratos/abusos en la infancia? ¿Necesidad de autoritaria figura paterna? Acuda al especialista de salud mental, es mi consejo. ¡Hasta siempre!

    • Es muy propio de la izquierda autoritaria remitir al disidenté al psiquiátrico, pero no, la dialectica os desmiente: la resolucion de vuestras contradicciones no está en Freud sino en Darwin.

  10. Lo que quieras, Boliche. Pero ahora ya sabes, toca esperar otros cuatro años. Y no te hagas ilusiones, que de veinticuatro no pasaréis. Son vuestros últimos estertores, y si no te gusta siempre te queda el trastornado sueño americano del inefable de Trump, ¡a volar!

    • No entiendo bien a aque me sacas cuatro años ó 24 escaños. Creo que no sabes leer: desde el principio empecé diciendo que yo no creo en la democracia ni consiguientemente en su sistema de representación parlamentaria, asi que yo el dia de las elecciones me quedo en casa follándome a mi parienta. El dia que los Aristos (los mejores) formen grupo politico ya me pensaré si les voto.

  11. Jajajajajaajajajaja. Tanto criticar a los servidores públicos y ahora resulta que despachas tu indolencia con un vulgar pretexto. Ya te digo…

  12. Apuntarme a la mamandurria pública y dejar de ganar miles de euros al mes a mi no me parece un vulgar pretexto sino una razon de peso. Aunque ya comprendo que el horizonte politico resulte atractivo a alguien como tú que seguramente te ganas la vida como reponedor en el Mercadona por el suelo mínimo 😀

  13. ¡Menudo elemento el Boliche! Primero critica a los funcionarios y ahora se burla de un honesto trabajo en Mercadona. A este hombre le falta un riego.

  14. ¿Pero de qué hostias estáis hablando? ¿Quiénes os creéis que sois, Aristóteles y Platón? ¿Qué tendrá que ver la democracia o los valores perennes y no sé qué chorradas más con opinar sobre lo que dice un tío y lo que dicen sus fotos? Que cualquier tontolaba se pueda comprar una cámara y tenga tiempo para salir a la calle a disparar no le convierte ni en fotógrafo ni en intelectual de la fotografía. Y tontolabas hubo hace un siglo, cincuenta años y hoy, pero por una cuestión matemática sobresalen más ahora los mediocres. Y este señor no le llega a la suela de la chancla a ninguno de los fotógrafos callejeros que destacaron en el siglo XX. De hecho, cualquiera tendría que tener una poca de vergüenza para no calificarse a sí mismo como fotógrafo de lo que sea, mirando lo que han hecho antes otros con menos medios. Lo que pasa es que esos habían estudiao y los de ahora somos unos burros ignorantes que nos damos palmadas en la espalda mutuamente.
    Hala, a seguir discutiendo como si supierais hacer la o con un canuto.

  15. Me ha gustado este paseo con JBarros.

    Los consejos que da son basicos pero no por ello prescindibles, al contrario.

    Y además en la presentación de la GRIII en Londres, un lujo vaya.

  16. Jota Barro es un tipo normal, pero si vive de esto le están sobrevalorando o el resto es la Pandilla Basurilla, qué quieres que te diga… Pero si nos tenemos que fijar en alguien, en el siglo XX hay unos cuantos que pueden enseñarnos, aunque estén muertos y enterrados. Si es que los romanos se fijaron en los griegos a la hora de hacer lo que hicieron, transformándolo, por algo. Pero aquí parece que triunfa la Princesa de España en la fotografía, cagondiós.

  17. ..jajaja..esta claro que ODIAS a JBarros. (Llevas dos comentarios machacandolo, eso deonat algo más que una queja)

    Dejalo hombre, que no hay que ponerse asi.

    Que se gana la vida con ello, pues vale mejor para el.

    Tu, yo y el resto disfrutemos de la fotografia y de las imagenes de los fotografos que han marcado epoca, esten muertos o no.

    Aun asi, y sin que me desviva por JBarros. He de decir que parece un tipo discreto y medido, vaya que parece una persona humilde. No lo machques tanto, a no ser que hayas tenido un problema con el claro esta. No todo el mundo puede ser Cartier Bresson.

    Un saludo y buen rollo conyo, que esto es una afición bonita.

  18. Creo que en cualquier lugar se puede hacer una buena foto. Lo fundamental es «ver» lo que otros no ven, buscar el punto de vista que otros no se han imaginado. Con ello, en cualquier lugar se puede sacar una buena foto.
    La calle ofrece mucho. Ofrece distintos espacios, distintas personas, distintas luces; ofrece líneas, mobiliario, escenarios, fondos; ofrece color, eventos públicos, fiestas….
    Con todo esto la imaginación y el saber «ver» tienen mucho para poder realizar excelentes fotos.

    Un saludo.

  19. a mi tambien me parace un mr. wonderful de la fotografia y un poco vende humo, incluso un poco trepa. Se me hace raro que desde photolari le doren la píldora… pero si le sale bien y puede vivir de ello pues adelante que algún seguidor siempre va tener que está muy de moda el estritfotografi !!!

  20. Pues el estrifotografi, como lo llamas, está tan moda como el paisajito o el retratito. Y tan visto como estos, así que no sé a que viene tanta crítica.

  21. Pues el estrifotografi, como lo llamas, está tan de moda como el paisajito o el retratito. Y tan visto como estos, así que no sé a que viene tanta crítica.

  22. Es de hacer notar la eficacia que tuvo el marketing de las multinacionales del megapixel en sus comienzos: «Rompe los límites. Explora tus capacidades creativas». Como si a estas alturas quedara algún límite que traspasar; como si la creatividad fuera una categoría universal de la que todo el mundo gozara, cuando sabemos que esto no es así. Hay que gente vale y hay gente que no. Pero la demagogia es evidente: «Todo el mundo puede hacerlo». Falso.

    Esto se traduce en una añagaza, en una quimera que todo el mundo persigue y nadie alcanza, pues a estas alturas es cuestión de puro azar sacar una foto que pueda catalogarse de «original». De hecho hay más probabilidades de que te caiga un meteorito o de que te toque la lotería primitiva (1/139.000.000, creo recordar) que de hacer una foto que nadie haya visto. Sin embargo la masa sigue jugando con la esperanza de que le toque. «Lo fundamental es «ver» lo que otros no ven, buscar el punto de vista que otros no han imaginado». He ahí el gran engaño. A estas alturas todo el mundo está cortado por el mismo patrón: la búsqueda incansable de lo nunca visto, condición que les iguala a todos y les hace repetirse sin descanso. Basta revisar los Flickr y los Flockr de estos incansables buscadores para ver que todos hacen lo mismo. Es lo que viene a denominarse el síndrome de ojos cansados. Ese mal que aqueja a la fotografía en general y a la street en particular.

  23. Lo de hablar del momento decisivo en un cursillito de foto de calle que dice pretender educar la mirada ya mejor lo dejamos para otro día. Algo tan lioso podria costarle al divulgador que le acusaran de intensito y es hasta posible que muchos millennials cancelaran la subscripcion en el youtube. Mejor no complicarse la vida.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.