De entre todas las marcas que han pasado por el escaparate fotográfico, hay una que no esperábamos encontrar: TIME. Sí, el veterano y prestigioso semanario estadounidense también tuvo su propia cámara de fotos allá por 1985.

¿Algún modelo específico para fotografía documental? ¿Una cámara pensada para los reporteros del medio? Nada de eso, como queda claro en esta promoción de la época y en la que aparece esta singular cámara como regalo para los suscriptores.

Según leemos en Kosmofoto, la cámara era un cuestión era una auténtica tomadura de pelo. Pese a la apariencia de SLR por su tamaño lo que parecía un visor de pentaprisma, en realidad era una cámara compacta de plástico, con una lente fija 50 mm f6 con foco libre.

Usaba carrete de 35 milímetros y como única función más o menos avanzada ofrecía cuatro diferentes aperturas de diafragma. La calidad, claro, era bastante justa lo que años después sedujo a los fans de la Lomografía, que no dudaron en incluir esta cámara entre sus favoritas.

Fabricada por New Taiwan Photographic Corp como poco más que un regalo de merchandaising, sí sorprende que un medio del prestigio de Time regalara semejante engendro. Por si fuera poco, resulta que la revista Life -un referente en la historia del fotoperiodismo- también tenía su propia versión de esta cámara.