Los denominados zoom todoterreno -así los hemos llamado siempre por aquí- gozaban de muy buena fama entre los usuarios de cámaras réflex, pero es verdad que con el salto a las sin espejo han quedado un tanto olvidados.

Su tamaño compacto, precio competitivo y, sobre todo, la comodidad de tener todas las focales cubiertas sin tener que cambiar de óptica han sido siempre buenos argumentos. Pero es verdad que ni la luminosidad ni la calidad de imagen han sido nunca los puntos fuertes de estos zooms.

Nikon.28-400mm_02

Ahora Nikon parece dispuesto a reivindicar este tipo de objetivos y lo hace batiendo récords con el nuevo Nikkor 28-400 mm f4-8 VR Z. Una óptica estabilizada para sus cámaras de formato completo y que con un zoom de más de 14 aumentos se convierte en el de mayor alcance del mercado. Para cámaras sin espejo, porque es verdad que ya existía esta cobertura para cuerpos SLR.

Con un peso de 725 gramos y rosca frontal de 77 milímetros, gracias a su estabilizador promete ofrecer hasta 5 pasos de mejora. Algo muy útil, teniendo en cuenta que hablamos de un 400 mm f8 en su focal más larga.

La distancia mínima de enfoque se mueve entre los 20 y los 120 centímetros en ambos extremos, con un factor de ampliación de 0,35x. Con construcción sellada en algunas zonas  -incluyendo la bayoneta- incluye un parasol cuadrado. Su precio será de unos 1550 euros cuando llegue al mercado.

1 COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.