La cuarta generación de los OnePlus codesarrollados con Hasselblad ya está aquí. Anunciado hace unas semanas en China, ahora el OnePlus 12 llega al mercado global con un precio a partir de 970 euros para España y novedades en todas las cámaras que componen su módulo fotográfico y que vuelve a ser uno de los protagonistas del buque insignia de la compañía.

Además de estrenar procesador (Snapdragon 8 Gen 3), pantalla y poner el acento en la batería, la carga rápida, la refrigeración o la durabilidad del nuevo OnePlus 12, el sistema de cámaras Hasselblad ocupa un lugar destacado en la hoja de especificaciones del terminal.

OnePlus-12-14.jpg

El acuerdo entre la firma fotográfica y OnePlus -que luego llegó también a los dispositivos de Oppo- se firmó en 2021 y con una duración de tres años, así que cabe preguntarse si este será el último modelo con el logo de Hasselblad.

Por ahora, OnePlus parece dar especial relevancia al nuevo sensor principal de esta generación: el Sony LYT-808 de 50 megapíxeles y un tamaño de 1/1,4 pulgadas que ya vimos en el OnePlus Open, el terminal plegable de la compañía.

Ligeramente más grande que el visto en el OnePlus 11 (1/1,56) se mantiene la misma resolución, pero estrena una óptica algo más luminosa, equivalente a un 23 mm f1.6. Según los datos oficiales, esta renovada combinación es capaz de capturar un 50% más de luz que en el modelo anterior. Algo que, aunque cada vez es menos importante gracias a la magia de la fotografía computacional, siempre es una buena noticia.

OnePlus-12-15

La cámara angular (14 mm f2.2) con un sensor de 48 megapíxeles y un tamaño considerable de media pulgada no parece registrar cambios, pero sí el teleobjetivo de 3X, que ofrece 64 megapíxeles con un sensor de también media pulgada y un 70 mm f2.6.

Quienes busquen más alcance, también pueden ampliar el zoom hasta 6x mediante un recorte de sensor que aprovecha el exceso de resolución y, más allá, OnePlus se atreve a hablar de un zoom de 120x que, evidentemente, es digital.

OnePlus-12-01

Además de poner su logo y de ocuparse de la ciencia de color, como ya ocurría en modelos anteriores la presencia de Hasselblad también se nota en el modo retrato, donde se ofrecen tres modos de simulación basados en objetivos de la compañía. Algo similar a lo que ocurre con Leica en los terminales de Xiaomi.

Entre las novedades, el Hasselblad Master Mode que permite ajustar tanto colores como el contraste, la saturación o el viñeteado de la imagen incluso antes de disparar. Por supuesto, también se ofrecen modos manuales, disparo en RAW y un singular modo panorámico que simula la mítica X-Pan de Hasselblad.

1 COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.