Que el vídeo se ha convertido en una prestación fundamental de muchas cámaras de foto no es ningún secreto. Hace tiempo que los fabricantes entendieron que no sólo había un mercado interesante, sino que el margen de precios cuando se apostaba por el vídeo era mucho más amplio.

Pero la pandemia y el confinamiento descubrió otro potencial de las cámaras al que, hasta entonces, no se le había mucho caso: el streaming. Es decir, poder usarlas mediante una capturada de vídeo o algún programa como una webcam.

Y, por lo visto, esa necesidad de tener cierta calidad en las reuniones o contenidos grabados desde casa unido a la popularidad de Twitch se ha convertido en una de las tablas de salvación de un mercado que en los últimos años no ha parado de caer. Al menos en China donde, según datos de Nikkei, la venta de cámaras ha subido un 20% en 2021 respecto al año pasado.

Sony A7 IV-1
La Sony A7 IV incluye entre sus novedades la posibilidad de hacer streaming directo desde la cámara.

Es verdad que 2020 fue un año especialmente nefasto para el mercado fotográfico, pero por lo visto las carencias de los móviles como cámaras para streaming ha hecho que la popularidad de las cámaras se dispare durante los últimos meses en China.

Está por ver si algo parecido ocurre también en el resto del mundo, pero lo cierto es que la posibilidad de hacer streaming directamente desde la cámara sin necesidad de software adicional es una prestación que poco a poco va dejándose ver en modelos recientes, como la Pansonic Lumix GH5 II o la Sony A7 IV.

2 Comentarios

  1. La transferencia via usb de señal de video para streaming va más allá de la vídeo conferencia, hay gente que vive o mejor dicho pretende vivir en el paleolítico. La posibilidad es una función bastante útil para los que generan contenidos ganando dinero, en vez de venir a los foros a quejarse de por que los fabricantes ven la veta en este mercado creciente.

    No se sorprendan si en futuros modelos de lo que aún llamamos cámara fotográfica, la foto fija pase pase no ya a un segundo sino a un tercer plano y que directamente estos aparatos influyan ranura para sim de datos como mayor atributo.

    Hay cosas que con una webcam de 24 euros y sensor diminuto, no se pueden hacer con la calidad necesaria, hay que estar muy corto de vista para no verlo.

    Señores la cámara de foto fija que no sirve para otra cosa, es de la hace 2 decadas, ya auperenlo.

  2. No me veo yo haciendo las videoconferencias de tres horas seguidas, quemando la R6.

    Seguiré con la webcam Logitech de 24€ a riesgo de ser excluido de las reuniones de fashion-departamentales from 8K to the moon.

    Bromas a parte,..¿De verdad creeís que las empresas van a comprar massivamente M4/3, APS-C, FF y Medio Formato (recuerdo que Fuji, a su GFX 100 le ha dado ese «poder webcamatico») para hacer videoconferencias?

    Lo veo más como una salida a las empresas fotograficas para sacar pequeñas y manejables camaras con esta función que, complemente minimamente sus beneficios. Lo dicho, minimamente..vamos, la misma raquitica-millonada que saca Fuji con sus Instax. Que sacar sacará beneficios, pero dudo que sea su fuente principal de ingresos.

    Un saludo.

Comments are closed.