El Canon RF 24-105mm F2.8L IS USM RF es un objetivo que ha causado un gran revuelo en el mundo de la fotografía y el vídeo. Con una combinación de focal y apertura realmente novedosa, este zoom nace con la aureola de ser el objetivo imposible hecho realidad. También carga con su propia losa: el precio. Y es que como era de esperar y si me permiten el chiste, unas grandes prestaciones conllevan un gran agujero en tu cartera. Concretamente de 3500 euros.

Canon-24-105mm f2.8-EduardoParra-05
Foto: Eduardo Parra
Canon-24-105mm f2.8-EduardoParra-14
Foto: Eduardo Parra

Hace unos días se celebró en Madrid la semana de la moda, la Mercedes Benz Fashion Week. Y la gente de Canon tuvo a bien prestarme una unidad de este nuevo todoterreno para ver qué tal va la cosa. Se que me voy a repetir algo que ya he dicho muchas veces en los últimos años, pero la noticia no es que el objetivo vaya bien (muy bien de hecho). Tendría bemoles que un pata negra de casi 4000 euros fuera mal. Así que nos quitamos el clickbait de encima y lanzamos ya la conclusión: si tienes pasta, cómpratelo.

Buenos acabados y calidad de imagen

Alguien me dijo en redes sociales que este objetivo parecía un poco plasticoso, y ciertamente no le falta razón, al menos en foto. Puede que sea el subconsciente canonista que traiciona y que, si es largo y negro, ese objetivo no puede ser de gama alta (lo siento, nikonistas), pero es una falsa impresión.

Canon 24-105 mm f2.8 L RF Z_11

En las manos la óptica se siente firme y, sobre todo, muy bien acabada. De hecho, está tan bien rematada que si lo comparamos con un 70-200 mm f2.8 EF, éste casi parece de segunda división.

A nivel funcionamiento en foto -olvídense las gentes de video de encontrar atisbo alguno de análisis en ese sentido en este texto- diez sobre diez. No creo necesario perder el tiempo en esto salvo para matizar una cosa: a 24 milímetros deforma algo  y viñetea un poco. Bueno, igual algo más que un poco. Pero con la corrección de lente de Camera RAW tampoco es un drama.

Canon-24-105mm f2.8-EduardoParra-07
Foto: Eduardo Parra

Dicho esto, vayamos a la chicha, al salseo, al morbo, a las miradas envidiosas y los «¿me lo dejas probar?» cargados de un odio solo aliviados cuando les reconocía, a mi pesar, que no era mío, que solo era prestado.

Dos cosas que no diré que me hayan volado la cabeza, como dicen los youtubers, pero que sí me han llamado un poco la atención. La primera es la sorprendentemente elevada cantidad de profesionales canonistas que ni habían oído hablar de este objetivo.

Canon-24-105mm f2.8-EduardoParra-03
Foto: Eduardo Parra
Canon-24-105mm f2.8-EduardoParra-02
Foto: Eduardo Parra

Y la segunda es lo resignados que todos, creo no equivocarme si digo sin excepción, que antes de preguntar siquiera el precio ya daban por sentado que no lo podrían pagar. Mala combinación la crisis del sector con el aumento de precios. Y eso va también por ti, Sony A9III de siete mil pavazos.

Un tamaño intrusivo

Me va a dar pena devolverlo, eso vaya por delante, pero es verdad que es un objetivo que es muy intrusivo en según que situaciones. Y que, además, te vuelve vago. Es intrusivo porque es grande y es un 24 mm. Y cuando haces una foto con esta focal a una persona, te acercas. Con un 24-70 mm pase, pero poner un cañón como éste a tres palmos de una persona incomoda.

Canon-24-105mm f2.8-EduardoParra-06
Foto: Eduardo Parra

¿Y por qué digo lo de vago? Para una feria, un photocall, o un sarao esta muy bien y puedes cubrir el evento entero sin abrir la bolsa. Pero no es menos cierto que en estos pocos días que lo he tenido entre manos han sido varias las veces que, a la hora de elegir entre cambiar al 70-200 o seguir con el 24-105, me he dicho “recorte y pa’lante”, que 105 aguanta.

¿Merece la pena pagar más por un f2.8?

La única duda que tengo es si realmente este objetivo llega tarde o no al mundo fotográfico. La versión f4 lleva entre nosotros muchísimo tiempo. De hecho, Nikon tenía un objetivo superior, el 24-120 mm incluso en los tiempos del carrete, y hasta hace seis o siete años se complementaba esta focal, especialmente en los fotocoles con un flash para no pasar de 1600 ISO. Pero desde hace algunos años los sensores han mejorado mucho y hoy día forzar el ISO no es realmente un problema, así que el f4 tampoco.

Canon-24-105mm f2.8-EduardoParra-08
Foto: Eduardo Parra
Canon-24-105mm f2.8-EduardoParra-09
Foto: Eduardo Parra

En 2014 un fotógrafo probablemente habría pagado 3500 euros por tener un 24-105 2.8 y poder dejar el flash en casa. Pero hoy día, sinceramente, y por muy bueno que sea este zoom, que lo es, lo dudo mucho. Pero no todo son malas noticias. He hablado con algunos compañeros de video y cuando les he dicho el precio mas de uno me ha confirmado lo que imaginábamos: «pues no es tanto».

7 COMENTARIOS

  1. Directo y al grano. Genial review, se agradece.

    Para los que somos asiduos de los 1.4 y similares, que penamos cambiando cada poco de cristal durante el evento… ¿merecerá la pena? Esa es la pregunta que me hago, porque el 24, el 50 y el 135 (todos L) ya cuestan más que esa focal… ¿Me haría vago o sentiría que, vale bien, pero no tengo esos resultados a los que estoy habituado?

  2. El compañero Canonista es muy gracioso, la verdad es que no lo envidio lo mas minimo, me dedico bastante a la fotografia de naturaleza y le invito a que pueda ver lo que es un objetivo de alta gama y NEGRO, debe ser muy fustrante estar haciendo fotos todo el dia a politicos ,entiendo su desencanto.
    Saludos de un Nikonista con muchos objetivos NEGROS de alta gama que posiblemente valen mas que todo su arsenal de tubitos blancos y camisas de flores.

    • Para retratar políticos (retrato), más de un 200 es una locura; no suele haber distancia suficiente para más focal… o si puedes hacer lejos con un 500, las caras. los cuerpos, quedan muy planos. Isométricos. Se percibe que están tan lejos que pierden alma. En retrato NO quieres eso.
      Para retratar animalitos que suelen estar lejos, con un 200… ni recortando.

      Así que no es comparable una cosa con la otra, no entiendo este comentario. Las grandes marcas fotográficas que todos conocemos tienen casi los mismos objetivos y por comparación de modelo, cuestan muy similar unos de otros. Un Nikon y un Canon 600 f:4.cuestan unos 15.000 €.

      Sony y Canon blanquitos, Nikon negritos… ¿y? si no recuerdo mal, el pintarles de blanco era para que se no calentasen mucho con el sol y evitar así, dilataciones de los materiales que generarán holguras, etc. En objetivos pequeños, por la relación tamaño/dilatación, no es tan acusada como en los grandes.

      Por comentar.

  3. Para añadir un poco mas de sal y pimienta al comentario del chico de las camisas Hawaianas, podriamos hacer una pequeña comparacion entre los objetivos de Canon y los de Nikon ,a ver que lente esta por encima de Nikon en cuestiones como nitidez, veracidad de color, rapidez de enfoque o calidad de construccion, ya te adelanto que dificilmente hay algo que supere al catalogo de Nikon, series AF/S o Z, acepta el reto ,que nos vamos a divertir querido Eduardo, te sigo en twiter y me caes fenomenal, tus twits suelen ser geniales, no eres un Cayetano ni por asomo, gracias a Dios.

  4. En mis tiempos la focal era en su mayoría fija, el lente de referencia era el 50 mm. de hecho las cámaras se vendían con esa focal. Apenas había zooms luminosos y alguno de alta calidad era caro y no llegaba al 2.8 ni en sueños. Ahora que hay unos zooms, como el de la prueba, estupendos, que facilitan el trabajo y no te obligan a llevar media docena de ópticas fijas con su correspondiente peso, me parece una maravilla. Lo de ser vago no tiene que ver con las ópticas o el equipo sino con la persona y cada uno se comporta y utiliza los bienes de equipo como mejor resultado obtenga. Si alguien quiere moverse a la hora de realizar la composición de una fotografía le recomendaría el 50 mm. de focal fija y sólo ese para empezar, verás lo que te mueves… si se trata de eso y desde luego te enseña a componer la foto. No olvidemos que la foto se crea en el magín, en nuestro cerebro, la cámara es, en esencia, una herramienta.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.