Llamar estudio a una encuesta en Instagram realizada a 48 personas igual es demasiado. Sobre todo si se pretende extrapolar esas conclusiones a todo un sector. Pese a ello, nos ha parecido interesante el experimento realizado por @aphotoeditor en sus redes sociales, donde preguntaba de forma pública si a día de hoy es rentable dedicarse al fotoperiodismo como freelance y animaba a profesionales a compartir su experiencia y sus cifras.

Y, según leemos en Petapixel, los resultados son exactamente lo esperado. Incluso en Estados Unidos y trabajando con medios cuyas tarifas son más altas de lo que se estila en España, de las 48 personas que respondieron sólo cuatro de ellas aseguraron ser capaces de conseguir cierta estabilidad económica trabajando de esta forma.

Y no se trata sólo de una cuestión de tarifas, sino que la inestabilidad o las condiciones de esos contratos también se citan como los principales problemas a la hora de intentar ganarse la vida como fotoperiodistas.

Aphotoeditor-estudio-fotoperiodismo

“Las tarifas son horribles, los horarios malos, las condiciones abusivas. Si sobrevives como fotoperiodista freelance no tienes vida personal”, destaca en su cuenta Rob Haggart a raíz de uno de los comentarios recibidos. 

Las tarifas en Estados Unidos

¿Y qué precios son esos? Este es, sin duda, uno de los puntos más interesantes porque, según estos datos, medios como The New York Times  o The Wall Street Journal pagan entre 400 a 500 dólares diarios a los fotógrafos freelance que colaboran con ellos. Por supuesto, de ahí habría que descontar impuestos, aunque no queda claro si los gastos se pagan por separado.

Son tarifas -protestan desde el otro lado del Atlántico- que no han cambiado desde hace muchos años, pese a la evidente subida de precios. Empezando por el material fotográfico, por cierto. Como referencia, uno de los principales diarios de España paga 75 euros por tema al fotógrafo o 150 euros si ocupa más de cuatro horas.

Aphotoeditor-estudio-fotoperiodismo_02
A raíz de su encuesta, en @aphotoeditor proponen un código de buenas prácticas para medios y agencias.

Y una conocida agencia, cuando contrata a un fotógrafo para cubrir un evento paga 275 euros, pero a condición de que todas las fotos -seleccionadas y descartes- pasan a ser propiedad de la agencia en cuestión o del cliente para el que ha hecho de intermediario.

Volviendo a Estados Unidos, según Petapixel, un fotógrafo en plantilla de The New York Times gana unos 120.000 dólares al año. Posiblemente no hace falta decirlo pero por si alguien necesita el dato para contextualizar, cuesta imaginar que un fotógrafo en plantilla de un diario español, incluso los más veteranos, superen la mitad de esa cifra anualmente.

Un buen momento para recordar aquel otro estudio que se preguntaba por qué profesiones como el periodismo o la fotografía encabezaban siempre las listas de peores condiciones laborales. Y la respuesta era tan dura como, en cierto modo, emotiva, si se quiere ver así: la culpa es de la pasión.

“Cuanto más le gusta su trabajo a una persona, más predispuesta está a rebajar sus condiciones, mientras que en oficios que tienen poco de pasional nadie espera que se hagan por menos dinero o gratis”, aseguraba este estudio realizado en 2019 por la Duke University’s Fuqua School of Business.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.