Vivir cerca de Doñana es, posiblemente, el sueño de cualquier fotógrafo de naturaleza. Y allí es precisamente donde podemos encontrar a Antonio Romero, uno de los mejores profesionales del país de esta especialidad, y que ha convertido este Parque Nacional en el escenario de muchas de sus fotografías.

La pasión por la fotografía -que surgió tras descubrir la magia en un curso de revelado, explica el mismo- se unen al amor por la naturaleza y los animales en unas fotos sencillamente espectaculares de los paisajes y la fauna del lugar.

De hecho, el mismo se define como un habitante más de Doñana y asegura que la principal motivación para dedicarse a este tipo de fotografía es intentar que, al ver sus fotografías, otros se contagien de esa pasión que él siente por la naturaleza.

Muchos aseguran que la fotografía de naturaleza sólo tiene sentido si va ligada a un mensaje conservacionista y de respeto por el el medioambiental y Romero es un gran ejemplo de ello.

Foto: Francisco Romero
Foto: Francisco Romero
Foto: Francisco Romero
Foto: Francisco Romero

Para su trabajo los teleobjetivos más potentes de la gama Sport y Contemporary así como los multiplicadores son las herramientas habituales. Un equipo en el que se combinan las focales largas fijas de gran luminosidad como el 500 mm f4 o el 150 mm Macro para la fotografía de aproximación con los polivalentes zoom 120-300 mm Sports o el compacto 150-600 mm Contemporary que permite trabajar más ligero sin renunciar a la calidad óptica y a una gran cobertura focal.

Foto: Francisco Romero
Foto: Francisco Romero
Foto: Francisco Romero
Foto: Francisco Romero

Un paraje único que es también el mejor campo de pruebas y de resistencia para el equipo. «Pasamos de tener agua, fango, barro a tener mucho polvo, y ahí es donde someto a prueba a estos objetivos’», explica Romero.

Foto: Francisco Romero
Foto: Francisco Romero
Foto: Francisco Romero

Si quieres conocer algo más sobre su trayectoria y los proyectos en los que están trabajando, no dejes de pasar por la nueva web de Sigma España dedicada a sus embajadores.

Compartir