Aunque en los últimos tiempos el catálogo de Instax no ha hecho más que crecer, han tenido que pasar diez largos años para que Fujifilm se decidiera por fin a renovar la saga Wide, es decir, sus cámaras instantáneas de formato panorámico. Así que ya tenemos entre nosotros la nueva Instax Wide 400.

instax wide 400 2

Como no podía ser de otra manera se trata de una cámara de dimensiones generosas, algo necesario para dar cabida a los cartuchos de película Instax Wide, con unas dimensiones de 10,6 x 8,4 centímetros.

Aunque eso sí el diseño de la cámara se ha actualizado respecto a la generación anterior, incluyendo una nueva empuñadura y un nuevo mando para activar un temporizador que se puede configurar desde dos a diez segundos.

Entre las novedades de la cámara Fujfilm destaca especialmente el nuevo modo de disparo automático, que según la firma consigue mejorar las fotos gracias a una mejor lectura de la luz ambiente y un control de la potencia del flash más preciso. La nueva cámara es de hecho totalmente automática, y pierde algunos de los (pocos) ajustes que ofrecía la generación anterior, la Wide 300 lanzada en 2014.

WIDE-400-for-PR

La Instax Wide 400 cuenta ahora con dos zonas de enfoque que se ajustan directamente desde el objetivo, y cuenta con una distancia mínima de enfoque de 0,9 metros. Fujifilm ofrece también una lente de aproximación opcional que reduce esta distancia hasta los 38 cm, y que además cuenta con un pequeño espejo que sirve de guía para hacerse selfies.

El visor de la cámara, por cierto, viene con diferentes guía de encuadre para corregir el error de paralaje al enfocar escenas cercanas. A diferencias de otras Instax que cuentan con batería, la Wide 400 utiliza cuatro pilas AA para su alimentación y cuenta con un ingenioso sistema para poder inclinarla y prescindir del trípode.

La Fujifilm Instax Wide 400 llegará al mercado a finales de mes y costará 150 euros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.