Si hay cámaras de diseño retro, ¿por qué no también flashes que combinen con esta estética? Algo así se han debido de preguntar en Godox, que ha sumado a su catálogo el nuevo Lux Cadet Retro Flash: una unidad sencilla y asequible que presentan como compañera ideal de las Nikon Zf y Zfc, las Olympus y OM, o también las Fujfilm X, que siempre han apostado por esta estética clásica. Además de, por supuesto, cualquier cámara de carrete.

En realidad, el nuevo flash se suma a los dos modelos de esta misma gama Lux, el Junior y el Senior que, como su nombre permite adivinar, ofrecen mayor potencia y también tienen un tamaño y precio algo mayor.

Godox-Lux-Cadet-03

Más allá de su diseño, llama la atención el ingenioso sistema de parasol plegable que incorpora, así como sus mandos de estilo clásico para controlar la potencia y la distancia de alcance.

Dispone de batería integrada que se carga mediante un puerto USB C y que promete más de 600 disparos de autonomía y lleva lo de clásico hasta sus últimos consecuencias: no cuenta con modo TTL y sólo permite trabajar en automático y manual.

Godox-Lux-Cadet-02

¿Pero realmente hay mercado para este tipo de accesorios? ¿Alguien piensa en la estética al elegir un flash? Aunque las dudas son lógicas, cabe suponer que con tres flashes de este tipo en el mercado, Godox tiene clara la respuesta.

Sin datos por ahora sobre su precio en España, según Petapixel costará 94 dólares.