La cámara de formato medio más pequeña del mundo da el salto de los 50 a los 100 millones de píxeles. En realidad habría que hablar de un sistema modular más que de una cámara porque es el nuevo respaldo Hasselblad CFX 100C el que permite a la pequeña 907X duplicar su resolución.

Hasselblad-cfv-100_06

De hecho, es este módulo el que concentra todas las funciones de la cámara, puesto que la 907X ofrece poco más que la montura XCD y el disparador. El resto de funciones quedan en manos del respaldo, que monta un sensor CMOS retroiluminado de 44 x 33mm y 100 megapíxeles, pantalla táctil articulada de 3,2 pulgadas y una memoria interna de 1 TB, además de una ranura para tarjetas CFexpress B.

Hasselblad-cfv-100_02

El conjunto ofrece enfoque automático con detección de cara si se trabaja con ópticas XCD, aunque también es compatible mediante adaptador con objetivos clásicos del sistema V o incluso de la XPan.

Hasselblad-cfv-100_01

De hecho, los guiños al sistema clásico de Hasselblad no se limitan a la estética de este conjunto, porque el nuevo CVF 100C es un respaldo digital compatible con la mayoría de cámaras Hasselblad clásicas de película, incluidas las míticas 500.

La Hasselblad 907X con el CFV 100C tendrá un precio de 7800 euros, algo menos que la Hasselblad X2D.

2 COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.