¿iPhone X o iPhone 8 Plus, con qué cámara nos quedamos?

5

A buenas horas llegan estos con una comparativa de los dos terminales estrellas de Apple, pensarán algunos. Y parte de razón ya tienen. Con septiembre a la vuelta de la esquina y la próxima generación de iPhones al caer, está claro que esta pregunta hace tiempo que está sobre la mesa.

Pero precisamente por eso para muchos ahora será más interesante que nunca. Porque la llegada de nuevos iPhone significa que los modelos actuales moderarán sus precios y muchos se harán la pregunta del milón: ¿interesa más la cámara del iPhone X o nos quedamos con la del 8 Plus?

Durante unos cuantos meses el iPhone 8 Plus ha sido nuestra cámara de bolsillo. Esa que siempre llevamos encima y que sirve, entre muchas otras cosas, para la inmensa mayoría de las fotos que compartimos en redes e incluso para algunas de las de producto que aparecen publicadas en Photolari.

Hace unas semanas hemos dado el salto al iPhone X así que hemos aprovechado esta transición para comparar los sistemas fotográficos y las dobles cámaras de ambos modelos. Y, claro, contároslo en vídeo para que las veáis en acción.

De todos modos, es verdad que los parecidos son mayores que las diferencias. Es más, en una cata a ciegas estamos convencidos de que sería prácticamente imposible distinguir qué fotos están hechas con el 8 Plus y cuáles con el X.

IMG_2372

¿Alguna diferencia en calidad? Arriba fotos con el iPhone X, debajo con el 9 Plus. Pinchando en las imágenes se accede a la galería de Flickr con las imágenes a máxima resolución.

IMG_2304

Sobre todo con buena luz y usando el angular (28 milímetros) las diferencias son imperceptibles. La focal larga sí que permite marcar alguna diferencia, porque frente a los 56 milímetros del iPhone 8 Plus el iPhone X incorpora un 52 milímetros que, además, es algo más luminoso (f2.4 frente a f2.8) y está estabilizado.

IMG_2370

Algunos hablan de diferencias en rendimiento de color o exposición, pero en realidad lo que hay diferentes mediciones por parte del usuario. Aquí un buen ejemplo (arriba iPhone X, debajo iPhone 8 Plus)

IMG_2303

Donde sí hemos notado diferencia es en los resultados utilizando el zoom con escenas de poca luz. Puede parecer una diferencia mínima, pero la mayor apertura y la óptica estabilizada permiten disparar con una sensibilidad algo menor, lo que se traduce en imágenes con algo más de detalle en el iPhone X y más aprovechables.

IMG_2340 2

IMG_2341

A simple vista no parece que haya una gran diferencia, pero basta con ampliar la segunda imagen (arriba fotos con el iPhone X, debajo con el 8 Plus) para apreciar el mejor rendimiento del modelo X.

IMG_2296

IMG_2297

Algo que resulta también especialmente útil en dos tipos de escenas muy habituales entre los usuarios de cámaras de móvil: retratos con luz no especialmente buena y fotografías de comida donde tampoco las condiciones de iluminación suelen ser especialmente brillantes.

Hablando de retratos, el iPhone X cuenta con otra prestación exclusiva respecto al 8 Plus: el modo retrato con la cámara frontal. Aprovechando su sistema de detección y desbloqueo facial permite simular un desenfoque bastante aparente -no el mejor del mercado, cierto- sólo con esa cámara.

En resumen

¿Pero justifican esas pequeñas diferencias pagar unos 200 euros más por el modelo X o mejor ir a por el 8 Plus que, por cierto, ofrece una autonomía notablemente superior que se nota en el uso día a día?

Más allá de los resultados de la cámara y los citados casos en los que el iPhone X se impone con cierta claridad, hay otros argumentos a tener en cuenta. Empezando por el tamaño, claro.

Y es que quienes prefieren un smartphone más compacto que los modelos Plus y no quieran renunciar a las ventajas de la doble cámara sólo tienen -al menos a día de hoy y dentro del ecosistema Apple- esta opción.

Tras unas semanas de uso y por mucho que estuviéramos acostumbrados al 8 Plus, la verdad es que se agradecen las dimensiones más compactas del X.

¿Con cuál nos quedamos? A la espera de ver la evolución de los precios con la llegada de la próxima generación y centrándonos en la cámara, la verdad es que el X ofrece alguna pequeña ventaja que puede marcar la diferencia en muchas fotos.

Liked it? Take a second to support Iker Morán on Patreon!
Compartir

5 Comentarios

    • +1

      Acabo de volcar las fotos de vacaciones al ordenador: de un plumazo reconozco las realizadas con el Huawei P10 de las realizadas con las Fuji X70. Composición al margen, no hay color (nunca mejor dicho): las de la cámara son tremendamente superiores, mucho más naturales. Hasta mi mujer que no entiende, se da cuenta de las evidentes diferencias que se perciben en la pantalla del portátil.

      • Efectivamente, las fotos realizadas con el móvil tienen un aspecto más electrónico… aspecto que, en una pantalla más grande, “canta” una barbaridad.

        • El móvil viene bien para ciertas tomas (verticales), para robados, para subir lo más rápidamente posible fotos a la red: para todo lo demás, la cámara. Ya te digo que la diferencia es muy palpable: basta poner en pantalla la misma foto realizada con ambas cámaras y se percibe claramente la diferencia en calidad de imagen… y eso que con la cámara también disparé en JPG.

  1. Acabo de imprimir setenta fotos (todas a 10×15) y la diferencia en papel es igualmente palpable. Mucho mejor la cámara, sin ninguna duda… aunque las del móvil “dan el pego” si no eres exigente.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.