Es una firma de objetivos relativamente joven pero en pocos años ha conseguido hacerse un hueco en los escaparates y en las mochilas de muchos usuarios. Considerada popularmente como una especie de mezcla entre Zeiss y Samyang -se rumorea que sus creadores vienen precisamente de ambas marcas- el pasado mes de septiembre Irix sumo a su catálogo un 150 mm f2.8 Macro para cámaras réflex de formato completo.

Ahora la compañía ha confirmado que este potente objetivo macro llegará al mercado el próximo mes de diciembre en versiones para Canon EF, Nikon F y Pentax K y tendrá un precio de 595 euros.

Con un peso de algo más de 800 gramos y una nueva línea de diseño bautizada por la firma como ‘Dragongly’, el objetivo ofrece una ampliación 1:1 y presume de una distorsión prácticamente inexistente.

Con enfoque manual y sin estabilizador, la óptica está sellada para resistir el agua y el polvo y luce un diámetro frontal de 77 milímetros, la nueva óptica cuenta con un anillo desmontable con zapata Arca Swiss para trípodes.

Hasta ahora la gama de Irix incluía dos angulares extremos de 11 y 15 milímetros, también diseñados para cámaras de formato completo y disponibles cada uno de ellos en dos versiones más (Blackstone y Firefly) más o menos resistente y ligeras.

Compartir

6 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.