Supuesta agresión a un fotógrafo de bodas tras ver las fotos con “cabezas cortadas”

El suceso se remonta a marzo de 2016, cuando el reportero entregó a una pareja el álbum de su enlace.

10

La fotografía de bodas es, definitivamente, un sector abonado a la polémica. Cuando no se habla de los precios de los reportajes, son las estafas, o el morro de algunos novios lo que copa los titulares. En el peor de los casos, el desacuerdo entre ambas partes llega a las manos.

Al menos eso es lo que podría haber ocurrido en marzo del año pasado en Zamora, cuando unos novios vieron el álbum realizado por el fotógrafo al que contrataron. La decepción fue tal que, según ha denunciado el reportero, la novia le empujó contra el mostrador de la tienda de fotografía y le propinó varios puñetazos.

Una versión que no coincide con la de la pareja. Según recoge La Opinión de Zamora, en el juicio que se está celebrando estos días, la novia niega las agresiones y las amenazas de muerte -uno de los testigos asegura que profirió un contundente “te voy a matar”-, pero reconoce el enfado y el “calentón” del momento al ver el álbum de su boda.

Y es que, según la protagonista de esta truculenta historia fotográfica, su reacción está más que justificada, porque el trabajo del reportero llegó 8 meses después del enlace, con un vídeo de 15 minutos en lugar de los 60 pactados, y con fotografías en las que las personas aparecían “con las cabezas cortadas”.

“Mi marido le dice que cómo ha tardado tanto, responde que yo no le había pagado la cena de la boda, que venía en el contrato. Y sí se la pagué”, ha declarado la acusada de la agresión, tal y como recoge el citado diario de Zamora. Muy afectada, la novia ha asegurado durante el juicio que el reportero “les ha destrozado”, en referencia a la pésima calidad del trabajo entregado que, por cierto, no se ha mostrado de forma pública.

El juzgado que lleva el caso tendrá que decidir si accede a la petición del fotógrafo, que reclama una indemnización de más de 3.000 euros en concepto de daños materiales y personales. Por su parte el abogado de los novios pide la absolución de sus clientes, imputados por un delito leve de lesiones y otro de daños.

FuenteLa Opinión de Zamora
Compartir

10 Comentarios

  1. Que calentones se coge el personal, por unas fotos que luego querrá romper cuando se separe ¡que nada es para siempre! y ahora menos. Si los matrimonios son como las cámaras de fotos, en cuanto aparece una con más píxeles, la que tienes te parece una caca. 🙂

  2. Por algo a mi no me gustan los retratos, siempre habrá alguno que se queje ;), y no está la cosa para recibir ostias gratuitas 😀

  3. Está claro que ni estuvimos ahí ni somos testigos de lo ocurrido pero si la versión de los novios puede cuadrar no me extraña el enfado y la decepción… También me extraña que un fotógrafo de bodas que se supone es profesional pues al parecer según recoje la noticia dispone de un estudio -por lo del mostrador-, tire de fotos con cabezas cortadas y tarde taaanto en entregar el trabajo en los tiempos de ‘velocidad del rayo’ en que vivimos con la era digital, así pues, no nos aventuremos a favor de un lado u otro…
    Por otra parte, hombre Tolix, puede que nunca te hayas enamorado pero cuando estás así no piensas en lo que vendrá, si es que algún día viene… hay personas que viven el presente, aunque esto sea un principio con cierta dificultad a la hora de llevarlo a la práctica… y es normal que uno de los acontecimientos más gratos en la vida quieras guardarlo como buen recuerdo en la estantería y no como un desagradable desencuentro con el artífice y ejecutor de ese memorando,… el fotógrafo contratado.
    Saludos

    • Hombre, mi comentario en tono de chufla no deja de reflejar la realidad, quizás últimamente en menor medida, pero que hubo algún tiempo que parecía que habían dado el pistoletazo de salida para los divorcios generalizados. Quizás el casamiento se banalizó, y todo eran fastos con su correspondiente reportaje fotográfico, que últimamente parece que se ha vuelto hasta peligroso. Y sí, me he enamorado y sigo, bueno seguimos, creo, y después de treinta y cinco años como el primer día, hasta los cojon… 🙂

  4. Tienen que pagarle al fotógrafo aunque no quieran porque antes de la boda ellos pudieron ver su estilo de trabajo y lo aprobaron al contratarlo.

    • Tampoco es así. Yo puedo contratar a un albañil para que me alicate el patio de mi casa pues me gusta como ha dejado otros y confío en que haga lo propio con el mío pero puede suceder que en mi encargo no esté fino y no lo acabe como se pactó… Estas cosas suceden a diario: Carpinteros, albañiles, fontaneros, fotógrafos, etc, que habiendo hecho buenos trabajos en el pasado pueden cometer errores en el presente y seamos nosotros las víctimas de ello… Por tanto yo pagaré no en función de cómo hizo otros tabajos si no de cómo ha dejado el mío.

    • Un profesional no debe acudir a un evento pensando en ponerse guarro de comida y alcohol y creerse un invitado más a la fiesta con toda la relajación que supone. Si es un profesional de verdad, debe pensar mas bien en hacer su trabajo perfecto, que para eso le pagan y le contratan!!.

    • No conozco la realidad de este caso, pero te puedo decir que hay mucho águila que se crean sus muestrarios con fotos ajenas y reportajes de otros. A mí me resulta más fiable el hablar directamente con la persona y mirarle a los ojos que ver un album hecho. Existen los salones y ferias de foto nupcial, que para estas cosas ayuda mucho, y se ve de todo.. , luego consultas en foros, webs especalizadas donde la gente opina,etc.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.