Aunque no es estila por aquí seguir la apasionante actualidad del mercado de impresoras, esta vez no hemos podido resistirnos. Y es que el nuevo modelo de la gama Kodak Memory es una singular impresora compacta y portátil que rinde un homenaje a los carretes de 35 milímetros.

Más allá del curioso diseño que hará las delicias de los nostálgicos de la fotografía química esta impresora sólo trabaja en escala de grises. Por si no había quedado claro el concepto vintage que, de vez en cuando, Kodak intenta explotar abanderando su legado en la historia de la fotografía.

Kodak-impresora-BN-02Disponible en dos colores, en realidad no se conocen muchos detalles técnicos de esta impresora que es, ante todo, un ejercicio de diseño. Firmado, por cierto, por Minsu Kim, Yeonju Do y Sunjin Baek, según leemos en DIY Photography.

De tamaño muy compacto, en realidad poco se sabe de las especificaciones de esta impresora que, eso sí, contará con puerto USB C para la carga de la batería y Bluetooth para poder enviar las fotos desde el móvil y obtener al momento una copia en papel y en blanco y negro.

Tampoco hay por ahora datos sobre su disponibilidad y precio. Suponiendo, claro, que se trate de un producto real que llegue a los escaparates y no simplemente de un mero diseño conceptual.

3 Comentarios

  1. JODERRRRR!!!! en la foto parece pequeña, pero después en la web de DiYPhotography es enorme… Quizás el tamaño pueda ser un 10×15? jajajajaja de todos modos me da la sensación de prototipo, no??

Comments are closed.