Mientras alguno se siguen preguntando por las diferencias entre la Canon R10 y la R50, la compañía ha optado por seguir ampliando su gama de cámaras sin espejo con sensor APS-C y precios ajustados. Un segmento que siempre ha sido especialmente popular en réflex y que ahora pretende reconstruir en versión mirrorless, tal y como demuestra la nueva EOS R100.

Canon-EOS-R100-Oficial-01

Con un precio de 740 euros junto al zoom 18-45 mm, la R100 se sitúa un paso por debajo de la R50 y se convierte en el modelo más asequible de las EOS R. Comparte sensor de 24 megapíxeles y procesador Digic 8 con sus compañeras de gama, y presume de un tamaño y peso (356 gramos) muy controlados.

Canon-EOS-R100-Oficial-03

Igual que la EOS R50, no tiene estabilizador en el cuerpo pero sí ofrece el ya conocido sistema de estabilización digital para vídeos. En este caso la grabación 4K 25p es con recorte y aunque la cámara cuenta con enfoque Dual Pixel CMOS, a la hora de grabar vídeo con esta resolución hay que conformarse con enfoque por contraste.

Canon-EOS-R100-Oficial-05

La pantalla fija es otra de las diferencias respecto a la R50. En el caso de la R100, la velocidad máxima de disparo es de 6,5 fotos por segundo, aunque con enfoque continuo se reduce a 3,5 fps.

Canon-EOS-R100-Oficial-06

Además del kit con el zoom estándar 18-45 mm RF-S, también se comercializará con dos objetivos (incluyendo el 55-210 mm RF-S) y tendrá un precio de unos 980 euros. Se espera que llegue al mercado a finales de junio.