La fotografía de bodas ya no es casposa, y estas imágenes lo demuestran

19
Categoría: Sesión de pareja / Foto: Carlos Canales

Durante mucho tiempo la fotografía de bodas, bautizos y comuniones, conocida coloquialmente como BBC entre los fotógrafos, estaba considerada una disciplina de segunda división. Pero de un tiempo a esta parte los profesionales del sector han demostrado sobradamente que es posible hacer fotografías de bodas bonitas, diferentes y originales, muy alejadas de aquella estética anticuada y kitsh que muchos tenemos aun en mente.

Categoría: Ceremonia de la boda / Foto: Kepa López Vázquez
Categoría: Preparativos de la boda / Foto: Ernesto Villalba

Y para darse cuenta de ello basta con echar un vistazo a los ganadores y finalistas de los premios que organiza anualmente UnionWep, un servicio on-line que aglutina a los mejores profesionales de este sector y que también organiza BodaF, el congreso de fotógrafos y videógrafos de bodas más importante del país y referencia en todo el mundo.

Categoría: Celebración de la boda / Foto: Carlos Sardà

Si hace un tiempo ya nos ayudaron a conocer a 10 fotógrafos que demuestran que la fotografía de bodas puede ser diferente, hoy nos invitan a descubrir las mejores fotografías de bodas de 2017, presentadas por miembros de UnionWep y otros autores invitados, divididas en 8 categorías y seleccionadas por un jurado especializado.

Categoría: Detalles de la boda / Foto: Alfonso Novo Novo
Categoría: Blanco y negro / Foto: Aljandro Bergado Herrán
Categoría: Retratos de la boda / Foto: Aitor López de Audicana
Categoría: Estilo fotoperiosita / Foto: Marta Gil Arroyo

 

19 Comentarios

  1. Bonitas imágenes, pero algunas, sólo cara a la galería. Las fotografías más reclamadas por los novios son con sus familiares y amigos, posando, sonriendo y si hay “photocall” pues haciendo un poco el ganso, mostrando así su alegría. Las capturas de objetos, posturas desenfocadas o donde el rostro de los novios o sus invitados no aparece o queda en segundo plano, no las hacen ni caso, se incluyen sí, pero sólo tienen cabida real en la web del fotógrafo a modo de muestra documental o algo parecido. Una boda, una Comunión, Bautizo son ante todo un evento familiar y lo que se desea es, ante todo, un bonito recuerdo, de familia, no un documental para Stern ni una portada para Vogue.

    • Pues siento mucho decírtelo, trabajo como fotógrafo de bodas y desde hace unos años ya, las fotos que menos piden son precísamente las que tú mencionas. Son fotos que solo quieren para contentar a amigos y familiares, pero esperan un trabajo más cercano, más de reportaje, que cuente una historia, no posados.

      • Y tú qué historia cuentas con tu cámara?

        Te dan ellos el guión o te lo inventas tú como Dios te da entender?

        Si haces 5 bodas al mes, qué diferencia hay entre esas 5 historias? etc…

  2. Esa denominación de “casposa” a la fotografía que se hacía antes; fotografía que era mucho más honesta y sincera, que no estaba orientada a ser el epítome del postureo, que no estaba destinada a fingir estatus en el Facebook… esa denigrante valoración de la fotografía no postmoderna ya califica de sobra a quien la hace como un indocumentado que ni ha tenido pasado fotográfico ni tiene futuro como juntaletras.

  3. Para todo tiene que haber término medio. Lo de fotografía casposa no suena bien. Era la que se hacía en su momento y como ha dicho el compañero Narvik, es a la que la gente asistente a bodas, presta más atención. Hay que saber para quien se realiza el reportaje. No se ven igual las fotos desde el punto de vista de quien siente la fotografía de una determinada manera, que de quien hace fotos para salir en ellas. Por ejemplo la foto de los zapatos, hay quien verá su intención, y quien pensará, pues vaya nos podía haber sacado las caras.

  4. En general me animo a sospechar que la gente lo que desea es algo sencillo. Un recuerdo bien hecho de un acontecimiento importante en su vida. El señor fotógrafo, con debido respeto y consideración, no forma parte ni del recuerdo ni es importante. Podrá tener su vena artística, y es muy bueno que así sea. Pero a la gente no le importa, no le interesa ni el nombre ni la impronta del chasirete. De tal modo, los señores fotógrafos que quieren “salir de lo común” en la fotografía de bodas, bautismos y comuniones, terminan haciendo un lindo asunto. Para sí mismos, no para quién les paga y contrata. Si tanto les entusiasma eso, las ramas para dedicarse con muchísimas y no andar embromando a los recuerdos de las buenas gentes.

  5. La fotografía de boda por suerte, o no, ha cambiado mucho. Hasta tal punto que muchas veces yo creo en realidad no es fotografía de boda, aún siendo de una gran excelencia. Una de las cosas malas que ha traído son los vende humos, mesias y profetas que pululan por las redes. Esos que te prometen tocar el cielo en pocos meses. Algún día …

    • La foto de Bodas se ha convertido en la escenografía de un spot publicitario donde el producto exclusivo que se vende son los propios contrayentes convertidos, por un día, en mercancía de lujo, en un producto pseudo elitista que todo el mundo debe querer comprar-imitar. La celebración es un acto más de afirmación y promoción social que, si es necesario, se paga a crédito. El postureo es la partitura que todo el mundo sabe tocar. Facebook manda.

  6. hoy en dia hay mucho postureo, boda que hago fotos tontas que te piden. Es que lo he mirado en Instagram, esa foto me la puedes hacer, y claro se la haces. Cuando esa foto no tiene nada que ver con la boda es simplemente una pose tonta que ha visto en internet. Ya me ha pasado en varias ocasiones, entiendo que se ha modernizado todo pero hay mucho chorra por hay.

    • Tú todavía no has cambiado el chip. Tú todavía haces foto casposa. Tú no eres un posmoderno y no sabes que las bodas ya han perdido todo carácter sacro y ahora tu trabajo debe ser homologable y digno de subirse al Putigram.

  7. Cada época tiene su encanto, todo evoluciona y eso incluye a la fotografía de boda. Yo no la llamaría casposa suena mal y es parte del aprendizaje. Entonces con los efectos digitales de la Guerra de la Galaxias que dirías menudo cutrerío, simplemente ha evolucionado tu ojo y nos volvemos más exigentes.
    No creo que sea mejor la fotografía actual, sino más bien la que esta en sintonía con la época, dentro de 10 años miraremos atrás y veras otra realidad.

  8. Mucho modernito veo yo por aquí ninguneando el trabajo de muchos fotógrafos que nos hemos ganado honradamente el pan durante muchos años haciendo bodas, bautizos, banquetes y comuniones. Mucho moderno que me temo que no ha dado un palo al agua en su puta vida y que ahora gana viruta desprestigiando a los demás.

    Afinar vuestra profesionalidad no sea que el día de mañana os veáis en la cola del INEM.

    Gracias.

  9. Gracias por lo de “casposo”, llamar casposo a mas de 12.000 profesionales que había hace 20 años en el sector, me parece una gran falta de educación. Solo tienes que pensar en el esfuerzo continuado de muchos profesionales por invertir en medios y educación, para que
    el recuerdo de esos momentos tuviese no solo un componente artístico, sino también una gran calidad.

    Antes teníamos dos cuerpos o tres de Hasselblad o Rolleiflex, y sus correspondientes ópticas. Antes perdíamos días y dinero en asistencia a congresos, para aprender a iluminar, a componer, a crear una fantasía.
    Antes competíamos por los mejores laboratorios para que el resultado de lo que habíamos hecho con un negativo y un fotómetro fuera exacto.

    Somos unos casposos.
    Ahora me encuentro con algún “compañero”, “para que quieres una a7r3 o una d850?”
    si con el kit aps-c de menos de 800€, te sale todo enfocado.

    Somos unos casposos.
    Para que quieres revelar las imágenes digitales, si con LR le pones a todas un filtro de Instagram a todas y se las puedes dar olvidándote de la postproduccion.

    Somos unos casposos.
    Para que te interesa aprender a sacar a una novia mas guapa de lo que es, si lo que interesa
    de verdad de la boda, son los zapatos y el reloj.

    Que casposos que somos.
    Para que tenemos que aprender a componer un grupo o situar a los modelos, si lo que mas mola es hacer fotos a contraluz, y grupos saltando y brincando.

    Gracias por enseñarnos una nueva fotografía, que ha llevado a la profesión a la ruina artística y fotográfica.

  10. Las fotos de mi boda no son casposas, son lo siguiente. Me hubiese gustado tener el fotógrafo de bodas de mis abuelos que son bastante mejores que las mías. Casándome en un pazo con mil rincones, un día espectacular y se fue a unos árboles a hacernos todas las fotos en el mismo sitio. Nos vende que cuenta una historia, sí, la que nos vendió. Los invitados de mi boda recogiendo los pétalos del suelo porque no estaba atento, un montón de fotografías de su mujer (que la llevó sin decirnos nada), la tuvimos tan pegada que casi no hay fotos de los dos…Ni 4 horas de trabajo y la mitad mirando para el suelo.

  11. Hay de todo, como en botica. Algunos fotógrafos deberían pagar a los contrayentes en lugar de cobrar, porque los usan como simples modelos para su propio lucimiento y lo de menos en sus fotos es la boda. Si te llaman para reformar una casa puedes aportar ideas, claro, pero quien tiene que elegir la decoración y los muebles a su gusto son los inquilinos. Si eres capaz de compaginar eso con hacer fotos distintas y creativas, vale, pero si no te comportas como un profesional y punto. La estrella aquí no es el fotógrafo. Si quieres lucirte intenta que los novios queden lo mejor posible, aunque no tengan planta de modelos ninguno de ellos. Eso sí sería verdaderamente creativo.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.