102 megapíxeles de formato medio por solo 5500 euros. Fujifilm sigue apostando por su gama GFX también para presupuestos más ajustados y, tras la GFX 100 II, ahora le toca el turno al modelo más modesto.

Pese a que parecía que ambas líneas se habían integrado y no había mucho espacio para una nueva S, la nueva GFX 100S II llega para demostrar que estábamos equivocados.

Una alternativa económica basada en el mismo cuerpo que la primera generación, pero con importantes novedades en su interior. Y también diferencias respecto a su hermana mayor, empezando por el visor electrónico fijo -en la GFX 100 II es intercambiable- o el sensor, que pese a ser también de 102 megapíxeles, Fujifilm asegura que no es el mismo.

Las ráfagas de hasta 7 fotos por segundo y, sobre todo, el renovado sistema de enfoque también figuran entre las mejoras, así como el rendimiento del estabilizador integrado en el cuerpo de cámara y que promete hasta 8 pasos de mejora.

Y todo ello en un cuerpo relativamente compacto y ligero (880 gramos) para una cámara de formato medio.

En el apartado de vídeo, eso sí, el recorte es notable respecto a la GFX 100 II, que se presentaba como una cámara hibrida y capaz de grabar hasta 8k. La GFX 100S II se conforma con clips 4K a 30p, aunque mantiene el 4:2:2 y los 10 bits.

Nuevo Fujinon GF500 mm f5.6

Fujifilm también ha aprovechado la ocasión para ampliar la gama de ópticas para el sistema GFX con el nuevo 500 mm f5.6 OIS WR. Un teleobjetivo que se convierte en el de mayor focal del sistema, con un alcance equivalente cercano a los 400 mm en paso universal.

GF500mm F5.6 – 03

Compatible además con el multiplicador 1,4x, la fotografía de naturaleza y fauna o incluso la deportiva se perfilan como sus posibles usos, más teniendo en cuenta que está sellado, cuenta con estabilizador óptico y presume de un motor de enfoque muy rápido, capaz de aprovechar el rendimiento del sistema de AF de las GFX100 II y GFX100S II.

El nuevo Fujinon GF500 mm f5.6 OIS WR costará unos 3900 euros