«Si por algún malentendido se ha cobrado a algún medio de comunicación por cubrir la fiesta de la Tomatina, la empresa organizadora devolverá el dinero». Así lo h prometido la alcaldesa de la localidad valenciana de Buñoll que hoy celebra la popular Tomatina.

Según denunció hace unos días Unió de Periodistes los organizadores estaban solicitando entre 700 y 900 euros a los medios gráficos que pedían acreditación de prensa.

Tomatina-acreditacion
Mensaje recibido por un fotógrafo tras solicitar la acreditación.

Pero a la vista del mensaje que recibían los medios que solicitaban la acreditación en realidad cuesta entender dónde estaba exactamente el malentendido del que la alcaldesa habla en una información de la agencia EFE que podemos leer en Valencia Plaza.

Realquiler de balcones particulares

Según leemos en uno de los mensajes que remitían los organizadores, se ofrecían dos posiciones con un precio de 700 o 900 euros, sin indicar -como ahora corrigen desde el consistorio- que también se podía trabajar de forma gratuita desde el propio ayuntamiento.

Al parecer, la empresa externa encargada de organizar las acreditaciones estaba realquilando -con un sobrecoste de 200 euros- balcones de domicilios particulares a los fotógrafos que solicitaban un acreditación.

La alcaldesa no aporta detalles sobre este asunto, aunque sí ha explicado que este año el ayuntamiento no pagará por balcones privados para que, como en otras ocasiones, los usen los medios gráficos. La opción es hacerlo desde el propio ayuntamiento y sin pagar, un detalle que por lo visto no se daba al solicitar el pase de prensa.