En cualquier lista de posibles planes al visitar Tailandia seguro que hay muchas playas paradisiacas, algunos templos, paisajes más o menos espectaculares -con suerte, sin demasiados turistas- y, por supuesto, hacer muchas fotos para presumir en Instagram.

Publicidad

Lo que no sabíamos es que uno de los lugares de visita obligada en la zona de Phuket es una playa cuyo principal atractivo es que los aviones que aterrizan en el cercano aeropuerto pasan muy cerca.

View this post on Instagram

Вертолёт, вертолёт, забери меня в полёт!!! ❓Кто-то ещё помнит такую детскую кричалку❓ 🖱 Сегодня вновь ощутил себя ребёнком, только радовался уже пролетающим самолетам🤣 А летали они так низко, что казалось, что приземлятся прямо на пляж! 🖱 И не удивительно, ведь это пляж Най Янг, находится он прямо за забором аэропорта Пхукет! Действительно райское место, прилетел сразу в море🌊🏝 🖱 Ранний подъем в 6 утра(у нас в 2 ночи) и 120км на байке (на всю поездку, проехали почти весь Пхукет с юга на север), всё ради таких крутых кадров и впечатлений🤣🤣 А уж как мы ели печенье и пили кофе прямо на тротуаре у урны в окрестностях аэропорта с @sofya_latypova85 , над нами смеялись и удивлялись даже местные и китайцы🤣 🖱 ‼️В заключение скажу: это место обязательно к посещению на Пхукете‼️ . . . 🏍🏝🌞🌊 🏍🏝🌞🌊 🏍🏝🌞🌊 #thailand #thailandia #thailandtravels #путешествие #петрозаводск #naiyangbeach #аэропортпхукет #petrozavodsk #amazingthailand #phuketthailand #phuket #katabeach #ката #птз #ptz #тайланд #таиланд #phuketinternationalairport #катаниенаслонах #naiyang #тайланд2019 #отдых #travel #maikhao

A post shared by Alex Bushi | Алексей Григорьев (@grigorioalex) on

¿Irse hasta Thailandia para hacerte una foto bajo un avión? Puede sonar absurdo, pero por lo visto Instagram lo ha puesto de moda y ahora hasta guías de viajes –como esta de Hotels.com– incluyen el spotting en la playa de Mai Khao como uno de los mejores planes.

Una rápida búsqueda del lugar en Instagram confirma que, efectivamente, posar como si estuvieras sujetando uno de los aviones a punto de aterrizar se ha convertido en el equivalente tailandés a la foto sosteniendo la torre de Pisa en Italia.

Pero por poco tiempo, porque las autoridades no parecen dispuestas a poner en riesgo la seguridad aérea de la zona para que los Instagramers de turno vuelven a casa con la postal de turno.

Según leemos en diversos medios el gobierno de Tailandia ha decidido delimitar una zona de seguridad alrededor del aeropuerto y que implicará el cierre de esta playa para turistas y locales. Pese a ello parece que

¿Y qué pasa si el Instagramer de turno insiste en hacerse la foto, porque por algo ha ido hasta allí? Aquí es cuando llega la parte más surrealista de la historia, porque los infractores podrían llegar a ser castigados con la pena de muerte. Al menos eso es lo que repiten muchos medios -nuestro titular original incluido- pero que la fuente original de la noticia ha desmentido.

¿Fake news? Ahora lo llaman así, aunque nada nuevo: una historia de origen desconocido que se propaga y que, pese a tener fuentes de apariencia fiable, no se sustenta por mucha supuesta declaración oficial que haya citando la posibilidad de aplicar la pena de muerte.

En cualquier caso, con o sin pena de muerte, una historia interesante para recordar los efectos más negativos y absurdos de esta red social cuando un lugar se pone de moda en Instagram y es invadido por los turistas en busca de la postal de turno.

3 Comentarios

  1. No me extraña que prohiban el acceso a la playa. Yo mismo, si estuviera allí, me haria esta foto. Joder, es que tienes los aviones «a tocar».

    Otra cosa es que yo no comparto fotos. ¿Soy viejuno? Pues no bien-bien, simplemente es que yo hago fotos para mi y los mios. No tengo la necessidad de compartirlas.

    Lo que es otro cantar es que el castigo por saltarse la prohibición sea pena de muerte. Hay paises a los que se les va la olla mucho-mucho..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.