Aunque Canon ya cuenta con cámaras sin espejo y sensor APS-C desde hace muchos años (el sistema EOS M) ahora este tamaño de sensor llega también a su gama EOS R de la mano de las nuevas R7 y R10. Dos cámaras que la propia compañía presenta como herederas naturales de la EOS 7D Mark II y de las populares EOS de dos dígitos.

Dotadas de captores de 32 y 24 megapíxeles respectivamente, la R7 apunta a usuarios más avanzados, mientras que la R10 se plantea como el nuevo modelo de entrada de la familia. Ambas presumen de un tamaño y peso muy ajustado, una velocidad de disparo considerable y prestaciones híbridas para foto y vídeo.

EOS-R7_Ambient_11

Canon EOS R7

Dotada de un sensor APS-C de 32,5 megapíxeles, la EOS R7 ofrece estabilizador en el cuerpo y una velocidad máxima de 15 fotos por segundo con obturador mecánico y hasta 30 si se usa el electrónico. En ambos casos, con enfoque continuo. El buffer es capaz de aguantar hasta 224 fotos en JPEG y 51 archivos RAW,  o 126 y 42 respectivamente si se trabaja a 30fps.

El cuerpo sellado pesa unos 530 gramos y cuenta con pantalla articulada, doble ranura para tarjetas SD de alta velocidad y estrena un mando que integra el característico dial trasero de las Canon con un joystick para manejar el enfoque.

EOS-R7_Ambient_03

Orientada a la fotografía de naturaleza y acción, la R7 también presume de sus prestaciones de vídeo, con grabación 4K 60p y hasta 120p en Full HD, conector para micrófono y auriculares, curva logarítmica y sin límite de grabación.

La Canon EOS R7 llegará a finales de junio con un precio de 1580 euros para el cuerpo de cámara y de unos 2000 euros junto al nuevo zoom 18-150 mm f3.5-6.3

Canon EOS R10

Más pequeña, económica y sencilla es la nueva EOS R10, que apuesta por un sensor APS-C de 24 megapíxeles. Eso sí, ambas comparten el mismo sistema de enfoque automático, con los clásicos sistemas de detección y seguimiento vistos en las últimas EOS R.

EOS-R10-Design-Cut-CINC-003

El cuerpo de la cámara pesa sólo 434 gramos y cuenta también con pantalla articulada y, a diferencia de la R7, flash integrado. Además de la resolución, la principal diferencia de estas R10 respecto a su hermana mayor es que carece de estabilizador.

Este modelo tampoco ofrece cuerpo sellado y se conforma con una única ranura para tarjetas SD. La velocidad de disparo, eso sí, es también de 15 fotogramas por segundo con el obturador mecánico. Una cifra que sube hasta los 23 disparos por segundo con obturación electrónica.

EOS-R10_Lifestyle_04-get-inspired

En cuanto a la grabación de vídeo, la R10 no cuenta con conexión de auriculares y aunque ofrece también grabación 4K 60p, es con recorte. Entre las buenas noticias, la ausencia de limitación de tiempo de grabación.

Disponible el próximo mes de julio, la R10 costará unos 1000 euros, 1120 con el nuevo zoom 15-45 mm f4.5-6.3 IS o 1440 si se compra con el citado 18-150 milímetros.

Ópticas RF-S

Y es que junto a estas R7 y R10, Canon ha estrenado también sus dos primeras ópticas RF-S, es decir, con montura RF pero pensadas para cámaras con sensor APS-C. Se trata de dos zoom sencillos, aunque la compañía recuerda que cualquier objetivo RF de formato completo podrá usarse en estas nuevas cámaras, aplicando una multiplicación focal de 1,6x.

EOS-R7_EOS-R10El Canon 14-45 mm f4.5-6.3 IS (equivalente a 24-72 milímetros) tendrá un precio de 390 euros por si alguien se anima a comprarlo por separado, mientras que el polivalente 18-150 mm f3.5-6.3 IS (24-240 mm en paso universal) costará 620 euros.

7 COMENTARIOS

  1. Creo que la cámara – si cumplen lo que prometen – está muy bien balanceada, me inquieta un poco el control nuevo. A veces parece que tienen que innovar en algunas cosas superfluas inventando controles. Alabo el hecho de las dos tarjetas iguales… por fín.
    Pensando en la gente que se ha comprado la R6, diría que se han quedado un poco fuera de juego, por el tema de la densidad del sensor. Como siempre, si al final puede el entusiasmo sobre el cuidado del bolsillo, esperaré un poco para ver la opinión de los comunes mortales y una revisión más reposada.

  2. Como será el seguimiento de enfoque respecto al de la om-1? Por 1500€ me parece una cámara demasiado redonda, en algún punto tiene que cojear…

  3. Solo falta que metan los filtros neutros y el disparo de alta resolución como las olympus y entonces hablaríamos.

  4. Se pasaron con el tamaño de la montura, ahora las opticas de apsc tiene que alargarse para encajar…

  5. Lo que sacó SONY hace más de 10 años con la serie NEX, pero en orden inverso respecto al FF , y montura que poco ayuda a un formato compacto.

  6. Canon ha cumplido con mis expectativas, mi ojo ya está puesto en la R7, espero que mis ópticas EF-s le sirvan con adaptador mientras se crea una gama RF-S, muy bien Canon.

Los comentarios están cerrados.