¿Una Leica M para cine? Dicho así puede sonar un poco extraño. Sobre todo si hablamos de la M10-P, que -ojo al pequeño detalle- carece de función de grabación de vídeo.

Pero no van por aquí los tiros de la recién anunciada Leica-M10-P ASC 100 Edition que no sólo aprovecha el primer centenario de la American Society of Cinematographers para homenajear la relación entre Leica y el mundo de la foto fija en el cine, sino que llega con un par de prestaciones únicas.

Algo que, unido a una tapa especial para el cuerpo de la cámara y una versión dorada del Summicron-M 35 mm f2 ASPH le permite a la compañía lanzar al mercado otra de sus exclusivas y posiblemente carísimas ediciones especiales. No se sabe el precio, pero la experiencia invita a pensar que no será barata.

¿Y qué tiene de especial esta M10-P cinematrográfica? Según explica la propia compañía, un par de modos de color especiales desarrollados por cineastas: el ASC Cine Classic que emula el rollo de película de 35 milímetros, y el ASC Contemporary que apuesta por un look más moderno y de cine digital.

Pero para quienes se hagan con una de estas cámaras con la rara intención de usarla de verdad, la edición especial M10-P llega con formatos de imagen adaptados a los habituales de cine y que también son visibles a través de las guías modificadas del visor telemétrico.

Además, el pack exclusivo incluye un visor externo electrónico Leica Visoflex y un adaptador para poder montar objetivos de cine PL. De este modo, y siempre según la compañía, los cineastas podrán usar su Leica para obtener una imagen previa de la escena antes de comenzar el rodaje.

Para comprobar si realmente alguien la usará o se quedará en el espacio natural de las ediciones especiales de Leica -una vitrina o una caja fuerte- habrá que esperar hasta el próximo otoño, cuando esta M10-P ASC 100 Edition salga a la venta.

Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.