No es ningún secreto que Leica vive un gran momento, pero es verdad que su gama S de formato medio ha quedado un tanto olvidada frente a las últimas novedades en las series M, Q o la más reciente SL3. Y es que la S3, presentada en 2018 con un sensor de 64 megapíxeles, es el último modelo.

Al menos por ahora, porque la compañía ya ha adelantado que está trabajando en una futura sin espejo de formato medio. Según explican en una entrevista concedida al canal de Youtube Lovelight TV esta mirrorless llegará con una nueva bayoneta, aunque se podrán utilizar las actuales ópticas del sistema S mediante un adaptador.

Hay que recordar que la S3 es una cámara réflex, así que esta futura S4 -si es que se llama así- será la primera sin espejo en esta gama de formato medio y, presumiblemente, llegará dispuesta a plantar cara a las GFX de Fujifilm.

Habrá que esperar, eso sí, porque Leica se ha concedido unos dos años para presentar esta cámara de la que, por cierto, hace ya tiempo que hay rumores. Sin muchos detalles sobre su desarrollo o futuras especificaciones, desde la compañía sí se indice en la idea de una cámara «híbrida», con lo que cabe suponer que llegará con unas prestaciones de vídeo muy potentes.

Una apuesta en línea con la reciente Fujifilm GFX100 II que también se presenta como una cámara de vídeo de formato medio y presume de su gran compatibilidad con diversos formatos de óptica.