En el particular universo de Leica una P en el nombre de su modelo implica un diseño más discreto y, normalmente, sin el logotipo y el icónico punto rojo en su frontal. Un concepto aplicado normalmente a su gama M pero que ahora ha llegado también a la Q, su compacta de formato completo.

Así la nueva Leica Q-P que acaba de ser anunciada es, básicamente, una Q pero sin ese punto rojo y con algún leve cambio en su diseño. Y, por supuesto -esto también es norma de la casa- con un precio algo más alto para esta edición especial.

Así, frente a los 4190 euros que cuesta la Leica Q convencional, la nueva Q-P suma 400 euros más al ticket de compra aunque, eso sí, a cambio suma una batería extra y una corre de piel.

Además de eliminar el logo frontal dejando sólo el nombre de Leica en la parte superior y un discreto acabado en negro mate, la Q-P también llega con un botón de disparo rediseñado que, según la compañía, ofrece un tacto mejorado. Eso sí, nada de disparo silencioso o nuevo obturador como ocurría en la M10-P.

Por lo demás, el resto de prestaciones se mantienen idénticas: sensor full frame de 24 megapíxeles, óptica fija 28 mm f21.7, visor electrónico integrado, pantalla táctil y conexión Wi-Fi integrada.

FuenteLeica
Compartir

7 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.