El éxito de la Fujifilm X100 VI y las buenas ventas de la Leica Q3 parecen dejar claro que sigue existiendo un mercado para cámaras compactas avanzadas. Y que hay público aparentemente dispuesto a pagar una buena cantidad de dinero por una de ellas.

Nosotros lo tenemos claro, pero no tanto los fabricantes, que se han ido retirando del segmento de compactas paulatinamente. Nadie sabe nada de las Sony RX100, las RX1 hace ya mucho que parecen una gama abandonada y Canon también parece que tiró la toalla con sus Powershot G.

La Panasonic Lumix LX100 II estaba basada en un sensor Micro Cuatro Tercios.

Pero un rumor interesante ha comenzado a sonar en los últimos días y apunta a Panasonic como la mejor situada para mover ficha en este escaparate. Algo que no debería extrañarnos teniendo en cuenta que las Lumix LX fueron referencia durante años en el segmento de compactas de calidad, o que todavía hay quien pregunta por la LX100 II, una compacta con sensor Micro Cuatro Tercios.

Panasonic LC1 (2004)
La Panasonic LC1 de 2004 podría considerarse la abuela de las Leica Q.

Ahora la idea sería subir el listón con una compacta con sensor de formato completo, basada en el captor y sistema de enfoque la S5 II. Tampoco habría que olvidar que hace 20 años la marca ya lanzó una LC1 en la que esta filosofía de compacta clásica estaba muy presente. Y que seguramente Panasonic tiene algo que ver en el desarrollo de las Leica Q.

La lista de ingredientes está clara y la compañía los tiene todos a su disposición. ¿Se atreverá con algo así? La rumorología ya habla de una inminente novedad para este mes de mayo y esta soñada compacta es una de las candidatas, aunque tampoco se descarta que la idea sea algo en la línea de la GX9 pero con sensor de formato completo.

12 COMENTARIOS

  1. Lo malo de las LX100 es que su zoom era una aspiradora de polvo, cosa que las equivalentes Leica tenían mejor solucionado con una fabricación más ajustada y estanca. Sólo puedo concebir y aceptar una compacta FF con óptica de focal fija (preferiblemente 35 mm.) y, obviamente, sellada y estabilizada, en cuyo caso esa sería mi única cámara para todo.

    • Una pena lo tragapolvo que era la LX100, de no ser por ello hubiera sido casi perfecta. (La disfruté y vendi por ello)

      Y si, claro.

      Cuando sale una compacta tragapolvo como la LX100, uno tira para optica fija si o si.

      Pero es que hay zoom que no tragan polvo. Entiendo que la estanqueidad no serà para segun que entornos muy humedos pero poder, los fabricantes pueden fabricar una compacta de calidad con zoom sin que sea tragapolvo.

      Más, en los precios que se mueven hoy en dia.

      Dicho esto, sea lo que sea que saque Panasonic (o cualquier otra marca), conviene salga ya y más de un modelo. De competencia directa a la X100.

      La X100 lleva demasiado tiempo sola, demasiado tiempo reinando, demasiado tiempo siendo venerada, demasiado tiempo subiendo precio..

      El resto de marcas, no se porque, tienen capacidad sobrada. Pero no parecen dar el paso.

      ¿Sera que por muy top-venta que sea la X100, globalmente lo que vende es una miseria respecto a otra tipologia de camara, que no pasea entre las manos de los Influencers de turno?

  2. Para quien le pudiera servir, ahí va mi comentario en forma de reflexión muy personal:
    Efectivamente, para quien interprete y sienta la fotografía como un medio creativo, el «menos es más» es una realidad. Las posibilidades de creatividad son inversamente proporcionales a la importancia que demos al equipo. Una sola cámara favorece centrar la atención y la mirada y, si es de focal fija, sólo es cuestión de elegir el ángulo adecuado y moverse para buscar y ajustar la composición. He comprobado, personalmente, que salir de excursión, sea callejera o fotosenderista, con una sola cámara armada con una focal fija ha supuesto, en todos los casos, volver a casa con el mayor número de fotografías aprovechables y, por lo tanto, mayor satisfacción.
    Pero, obviamente, es una cuestión estrictamente personal y, como tal, no extensible a otras visiones de la fotografía.

  3. Un modelo como este que lleve la tecnología de una S5II no puede ser barato. Me da que el precio será sobre los dos mil euros. No olvidemos lo que se pedía por la Sony compacta RX1, formato completo y lente fija de 35 mm. de la firma Zeiss, más de tres mil euros de la época. Ahora con las CSC que son cámaras muy compactas y una óptica ligera es como si llevaras una compacta, prácticamente. Todo dependerá, como siempre, del precio.

  4. Está claro, que la fotografía como disciplina profesional, artística, recreativa y como mero fin de evasión mental, tiene infinitas posibilidades y hay una cámara ideal para cada persona con esta inquietud.
    En mi caso, apasionado del retrato, siempre siento la necesidad de poder cambiar de óptica para ir cambiando el discurso y no tener siempre el mismo. Ejemplo tonto, me encanta el helado, el de limón sobre todo… pero limitarme a tomar siempre ése, pues…

    Está claro que una de estas cámaras de opción única no son para mí. Pero vería con muy buenos ojos, una montura de bayoneta con 3 ó 4 lentes fijas específicas para ella intercambiables: 24, 50, 85 y 135 por ejemplo. Y de repente, sería una opción muy válida. Sencillamente porque es con lo que yo trabajo.

    Seguro me contaréis de cámaras que ya existen que cumplan esto. Seguramente. Simplemente imagino ese cuerpo compacto y simple con un 24 que pueda no quitar, ocupando lo mismo de lo que sería esa compacta, pero pudiendo variar.

    Por pedir peras al olmo que no quede.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.