«Llévatelo a todos lados» o «que nada te pare» son algunos de los lemas usados por DJI para promocionar nu nuevo Mavic Mini. Se trata de su modelo más compacto, económico y sencillo de usar y orientado a aquellos que quieren un dron pero sin complicaciones.

Y nunca mejor dicho porque su peso (249 gramos) no es casual. Al estar por debajo de los 250 gramos se libra de muchas de la restricciones aplicables a los drones y que dificultan su vuelo en la mayoría de zonas y situaciones.

¿Significa eso que con un Mavic Mini podemos prácticamente hacer lo que queremos y volarlo en cualquier lugar? Aunque se ha hablado mucho sobre el asunto en los últimos días y la compañía juega en cierto modo con esa baza, la respuesta rápida sería un no con matices. Pero un no.

¿Volar sobre personas?

Uno de los grandes argumentos de este aparato es que puede volarse sobre núcleos de población, algo completamente prohibido con modelos de mayor peso. La explicación es sencilla: es suficientemente ligero como para que en caso de haber problemas y estrellarse el daño sería mínimo.

Esa es la buena noticia. La mala en realidad no es noticia y basta con conocer la normativa. Así nos lo explica Santiago Sánchez de la escuela de pilotos de drones AirCatDrone que recuerda que en todos los casos estaríamos hablando de vuelos recreativos, nunca profesionales.

DJI_Mavic_Mini_portada-2

Dicho de otro modo, el dron que algunos ya venden como una buena opción para fotógrafos en realidad no tiene ninguna ventaja sobre otros más grandes si la idea es facturar por un trabajo aéreo.

Pero supongamos que, en efecto, se trata de un vuelo recreativo. En ese caso, efectivamente, podemos aprovechar esos 249 gramos para volar en núcleo urbano, sobre aglomeraciones de edificios habitados y reuniones de personas.  «Siempre que no supere 20 metros de altura», puntualiza Sánchez, por citar una de las restricciones más comunes.

El truco de las hélices

Perfecto, por fin un dron que podemos llevarnos al parque del Retiro en Madrid o a las playas de Barcelona para nuestras fotos aéreas y vídeos épicos en 2,7K.

No exactamente, porque independientemente del tipo de aparato que estemos volando la zona manda. Y en esos dos casos estamos en una denominada CTR, es decir, una zona restringida por estar dentro de la zona aérea del aeropuerto.

EnAire
Así de complicado está el tema para volar drones en España según la normativa.

De hecho, un espacio a la web EnAire que recoge la normativa aplicada por zonas permite hacerse una rápida idea de lo restrictivo que resulta el vuelo de drones en la mayoría de grandes ciudades, independientemente del peso del aparato.

Así que de nuevo la supuesta libertad del Mavic Mini para volarlo sobre lugares poblados queda condicionado a que estemos en un espacio aéreo G, el menos restrictivo.

Pero es que la cosa no queda ahí, porque el Mavic Mini tiene otro pequeño truco. «La ley también habla de un elemento de protección -en este caso que cubra las hélices- que cuando lo montas automáticamente el dron ya se pasa de los 250 gramos», apunta Sánchez.

Muchos matices y letra pequeña, por tanto, a esa idea de que el Mavic Mini tiene libertad casi total para operar en cualquier lugar por su peso. Un mensaje que algunos medios no dudan en repetir y que, con la ley en la mano, podría conllevar multar cuantiosas para los usuarios.

11 Comentarios

  1. Es muy penoso el tema drone, siempre hay un aeropuerto, o aeroclub, o hospital, o una zona de protección de aves, o……. en la web comentan que te pongas en contacto con el gestor del aeropuerto y en muchos casos no ponen el contacto, en otros lo ponen envias un correo y ni te contestan. Es muy complicado hacer volar un drone.

      • No se quien vive una dictadura en este país todos votamos cada 4 años y se han cambiado 4 veces de partido gobernante . Vivir en dictadura seria que un colectivo como el de los fotógrafos pudiéramos disponer del espacio aereo, por más que nos guste jugar con los drones y fui pionero en ello en España, y nos desentendieramos de la seguridad de los demás ciudadanos. Nos parecería monstruoso si un familiar nuestro tuviera un accidente por culpa de un señor usando un dron. Pues apliquemos la igualdad para todos.

  2. Se te olvida que en España es obligatorio que todos los drones (independiente de su peso) tienen que llevar una chapa identificativa del dueño) que desde luego pesa más de 1 gramo. Así que ya sea por la chapa o por la protección de las hélices siempre superas los 250gr.

  3. La nueva normativa Europea que está en régimen transitorio, exige un marcado CE para los Drones y establece para los de menos de 250 gramos la clase C0.
    Pero no los cumple y además no está certificado con lo que aplicaría la clase C4.
    DJI iba con retraso intentando colarla a la anterior normativa,
    No tiene consideración de juguete.
    Porque se lo permiten comercializar???
    Al no tener marcado pasa a categoría C4 de drones de más de 4kg…

    • Y cuales son las novedades de esta directiva respecto a drones pequeños?

      Personalmente me parecen absolutamente excesivas las zonas restringidas a drones pequeños (Mavic x ejemplo). No tanto por las zonas sino x el hecho de que se limite desde cota cero. No veo a una avión comercial volando a 4 metros de altura a 1km de una aeropuerto pero el hecho es que hoy es igual de ilegal hacer un plano a 1 metro de altura que a 150. Parece que el aire sobre tu propiedad no te pertenece.

  4. La normativa de drones es absurda.
    Hay cosas que puedes hacer si estás jugando con tus hijos, pero no puedes hacerlas si estás grabando en plan profesional… en conclusión yo siempre estoy jugando.
    Luego está que cuando contratas a alguien profesional, al pedir permisos… apenas hay zonas en las que se pueda volar.
    Las normas son tan absurdas que, leídas al pie de la letra, si das un salto estás invadiendo zona AENA… ridículo. Igual que es ridículo pedir permiso para usar un drone para hacer un travelling a cinco metros del suelo…
    Normas absurdas destinadas a que empresitas de pilotos puedan ganar pasta con cursillos ridículos e innecesarios.
    En otros países son más sinceros: los drones están prohibidos… sin más. Pero España es el reino del absurdo legal, el paraíso de los leguleyos… Así nos va.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.