Lo de la fotografía de larga exposición se le queda corto al experimento que desde hace unas semanas ha iniciado la Universidad de Arizona con su Millenium Camera. Y es que, como sugiere el nombre del artilugio, el plan es que esta cámara estenopeica saque una fotografía durante los próximos mil años.

Un experimento a medio camino entre la fotografía y la filosofía que, de hecho, está liderado por el filósofo Jonathon Keats. Porque más allá de ver o imaginar cómo cambiará el paisaje de Tuscon que esta singular cámara tiene delante durante todos estos años, cabe preguntarse si seguirá allí en 3023 o quiénes se ocuparan de ver el resultado

Millennium Camera-01

«Esta cámara permitirá a las futuras generaciones observar el impacto de las decisiones que tomamos hoy», reza el cartel que acompaña a la Millenium Camera. El mensaje invita a quienes se acerquen por allí a reflexionar sobre el tiempo y sobre las decisiones actuales y sus consecuencias a largo plazo. A muy largo plazo.

La parte técnica parece bastante bien resuelta con un ingenioso sistema pin-hole y una fina capa de oro de 24 kilates que, a modo de filtro de densidad neutra de lujo y muy duradero, dejará pasar una mínima cantidad de luz, que llegará a la zona sensibilizada con un pigmento natural extraído de la planta rubia roja.

¿Saldrá bien el experimento? La lógica dice que las montañas serán lo único más o menos nítido en esa supuesta y futurible imagen final después de mil años de exposición, mientras que el resto de elementos del paisaje aparecerán movidos o sencillamente no estarán en una exposición de estas características. Una cosa es segura: nosotros no estaremos ahí para ver el resultado.

5 COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.