Las cámaras de Blackmagic son muy populares entre los videógrafos y cineastas por ofrecer prestaciones avanzadas, una calidad de imagen fantástica y muy cinematográfica y un flujo de trabajo profesional, todo con precios muy razonables. Pero muchos usuarios consideran que el diseño y construcción de estas cámaras no es siempre el más adecuado para trabajar.

BMPCC6KPRO-1
La Blackmagic Pocket Cinema Camera 6K Pro

Por eso en los últimos tiempos han surgido muchas modificaciones de estas cámaras que buscan preservar sus virtudes y a la vez mejorar sus defectos, o simplemente adaptar cada modelo a las distintas necesidades de cada usuario.

Este es exactamente el caso de la Nexus G1, un proyecto de modificación de la Blackmagic Camera 6K que la transforma por completo en una cámara del tipo caja, mucho más modular y por tanto más preparada para rodajes y entornos de trabajo profesional.

Esta modificación embute los componentes de la cámara original en un cuerpo que combina elementos de polímero y aluminio, de gran resistencia pero a la vez ligero. Cuenta además con soporte para baterías del tipo V-Mount en la parte trasera.

La pantalla táctil original de cinco pulgadas de la Blackmagic se transforma en la Nexus G1 una pantalla externa que se puede montar en la parte superior o en el lateral de la cámara. Además cuneta con una pantalla táctil integrada de 3,5 pulgadas en la parte superior que sirve como panel de control, al estilo de la Red Komodo.

nexus-g1-02

La Nexus G1 también contará con filtro ND variable integrado, conexión SDI 3G de entrada y salida con un módulo opcional, entrada de audio XLR, ranura para tarjetas Cfast 2.0 compatible con unidades SSD Nexus Drive, puerto de alimentación Weipu y puerto IO para pantalla externa, entre muchas otras cosas.

Como comentábamos más arriba la Nexus G1 aun está en desarrollo y no se ha fijado una fecha de lanzamiento, pero se espera que esté disponible a final de año por unos 3000 euros.