Han pasado sólo tres años desde que Nikon anunció el traslado de toda su producción de cámaras fuera de Japón y el cierre de varias fábricas de ópticas en el país. Pero la situación de 2021 parece tener poco que ver con la actual en la que la cuentas de Nikon están saneadas, está en construcción una nueva y espectacular sede central en Tokio, e incluso se han hecho con Red, la compañía de cine digital.

Aunque esa fortaleza económica tiene mucho que ver con la reestructuración de la compañía y la apuesta por crecer en otros sectores para no depender tanto de la fotografía, Nikon acaba de anunciar recientemente una inversión de 160 millones de dólares en su factoría de la prefectura de Tochigi para ampliarla y reforzar la producción de ópticas de gama alta.

Nikon Nikkor 135 1.8 S – 1
El Nikkor 135 mm f1.8 está fabricando en China.

Así lo publica el diario Nikkei y recoge Nikon Rumors, dejando la puerta abierta a diversas interpretaciones de este movimiento por parte de Nikon. Hace ya años que la mayor parte de objetivos se fabrican fuera del país e incluso piezas tan cuidadas como el reciente 135 mm f1.8 están producidas en China.

No obstante, sí que se seguían fabricando objetivos y componentes ópticos en una docena de pequeñas fábricas repartidas por el país, así que ahora el plan es centrar toda esa producción en las nuevas instalaciones.

¿Planea Nikon recuperar la producción local de algunos de sus objetivos ante los costes crecientes en China y la devaluación del yen? ¿Podría estar Nikon pensando en apostar por las ópticas de cine, como se especulaba tras la compra de Red?

Más allá de las interpretaciones y teorías que la noticia ha despertado, seguramente el movimiento de Nikon tiene más que ver con simple estrategia económica y empresarial que con decisiones tan centradas en futuros productos, como siempre tendemos a pensar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.