¿Un 600 milímetros para cásmaras de formato completo que pesa menos de 1,5 kilos? Efectivamente, es un dato curioso. También el precio de unos 5800 euros, muy lejos de los habituales en este tipo de focales extremas. El truco del nuevo Nikkor 600 mm f6.3 Z VR S PF está precisamente en esas dos últimas letras de su larga denominación.

Presentado como el 600 milímetros más ligero de su clase, la clave está en la lente de tipo Fresnel (Phase Fresnel) utilizada en su construcción y que aligera y simplifica notablemente la producción de ópticas de focales largas. Algo que Nikon ya demostró con su 800 mm f6.3 y que ahora presenta en versión de 600 mm.

Nikon-600mm-Z-01

Aunque cuenta con agarradera para trípodes, en realidad está pensado para poder disparar a pulso, aprovechando su ligereza y tamaño compacto. Cuenta con estabilizador óptico VR, que promete hasta 5,5 pasos de mejora, y su diseño es sellado.

Para quienes necesiten más focal, el objetivo es compatible con los multiplicadores de 1,4x y 2x del sistema Z. Utiliza filtros de rosca de 95 milímetros y la distancia mínima de enfoque es de 4 metros.

Sin datos concretos para España, diversas tiendas europeas ya permiten reservarlo con un precio de unos 5800 euros. Como referencia, el Nikon 600 mm f4 TC (con multiplicador 1,4x integrado) para el sistema Z anda sobre los 18.000 euros