¿Qué será lo próximo en fotografía móvil? Más allá de los titulares alrededor de terminales con sensor de 1 pulgada -por ahora ninguno de ellos parece tener intención de llegar a España- y de las colaboraciones con las grandes marcas en el sector fotográfico, parece que Oppo tiene un plan alternativo. Además de su alianza con Kodak, suponemos.

Y es que, según adelantó la compañía recientemente, está trabajando en un módulo con cámara retráctil, que podría ver la luz en el futuro Oppo Reno 7 Pro. Tal y como puede verse, el funcionamiento es similar al de la óptica de muchas compactas, que se despliegan ligeramente al ponerse en marcha.

Algo que, al parecer, permitirá a este futuro móvil montar un sensor de dimensiones considerables (1/1,56 pulgadas) con una óptica equivalente a un 50 mm f2.4. Es decir, no hay ningún record en focal ni luminosidad, pero si en combinarlas con un captor de este tamaño.

No hay que olvidar que la cámara «tele» de los móviles que suele rondar esta focal siempre depende de un sensor mucho más pequeño, mientras que el principal ofrece una cobertura angular, sobre los 23 milímetros.

Oppo-camara-retractil

Gracias a este sistema, sería posible conseguir un modulo de cámara no demasiado grande que no penalice el grosor del móvil y que, entre otras ventajas, ofrecería un desenfoque natural -óptico, sin software- superior al de otros terminales.