Hace seis años Lomography resucitó el mítico objetivo Petzval y su característico bokeh. Ahora la compañía más moderna del mercado fotográfico lanza la segunda versión de esta óptica que se presenta en tres versiones para las sin espejo de formato completo de Sony, Nikon y Canon.

Diseñado tanto para vídeo como para foto, este 55 mm f1.7 dispone de siete niveles de control del bokeh que permiten regular su característico desenfoque circular y además permite utilizar diafragmas con diferentes formas para dar un toque todavía más creativos a las imágenes.

Con enfoque manual, claro, la nueva versión del Petzval para Sony E, Canon R y Nikon Z llegará al mercado a partir del próximo mes de julio con precios entre 400 y 450 euros dependiendo del acabado elegido.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.