“Ni las compañías más potentes son capaces de presentar en sólo 7 meses una nueva generación de productos innovadores” Ese es, más o menos, el argumento de los organizadores de Photokina para explicar la suspensión de la edición que estaba convocada para mayo de 2019 y que finalmente no se celebrará hasta 2020.

Pero más allá del discurso oficial, el anuncio oficial viene a confirmar lo que era un secreto a voces durante los últimos meses: algunas grandes compañías ya habían confirmado que no iban a acudir a la edición del próximo mayo y otras estaban reservando un espacio ridículo para sus supuestos futuros stands. El resto -nos consta- tanteaban el ambiente y o que iba a hacer la competencia antes de tomar una decisión.

Aunque se daba por hecho que Panasonic presentaría su S1 en la edición de primavera de Photokina parece que tendrá que cambiar sus planes. En la imagen, la rueda de prensa de Photokina 2018 donde se anunció la alianza con Leica y Sigma.

Y finalmente parece que la presión de las compañías que no veían con buenos ojos una edición anual y tan cercana a la de otoño de este año ha funcionado. Es verdad que en la última edición la cantidad de novedades presentadas fue inusual y que, pese a la reducción del espacio respecto a anteriores citas, se respiraba un ambiente de cierto optimismo. Al menos en lo que respecta a afluencia de público e interés mediático. El negocio -nos contaban en su momento algunas compañías e importadores- ya es otro tema.

De todos modos, aseguran los organizadores, la idea es mantener el carácter anual de la feria a partir de 2020. La pregunta, no obstante, está clara :¿llegará Photokina a celebrar su próxima edición o la crisis del sector fotográfico se llevará por delante a la última gran feria de fotografía?

FuenteComunicado de Photokina
Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.