Hace años que observamos con curiosidad el proyecto francés alrededor de la Pixii. No ha habido manera de conseguir una para poder probarla -y se ha intentado- pero lo cierto es que esta pequeña cámara de visor directo con montura Leica M es una de las más curiosas del mercado.

Un modelo que ahora da un salto adelante, apostando por un sensor de formato completo en la recién anunciada Pixii Max que, con un precio previsto de 4000 euros, parece una evidente alternativa económica a la Leica M11.

Pixii-Max_01

Se trata de un sensor de 24 megapixeles que, a diferencia de los APS-C usados en los modelos anteriores, no implicará tener que aplicar un recorte en las focales de las ópticas con bayoneta Leica M que puede montar.

La nueva Pixii Max mantiene las prestaciones de la Pixii+ como la conexión WiFi pensaba para «revelar» las fotos en el móvil -la cámara no tiene pantalla-, la promesa de un modo de captura monocromático nativo en RAW o la memoria interna de 32 o 128 GB.

Pixii+
Igual que los modelos anteriores de Pixii, la nueva Pixii Max no cuenta con pantalla trasera. Quien quiera ver las fotos que ha hecho, tendrá que hacerlo a través de la aplicación del móvil.

El visor óptico directo también ha cambiado con nuevas líneas de encuadre pensadas para cubrir la mayor cobertura angular que este sensor full frame ofrecerá con las ópticas. El visor mantiene su información en tiempo real sobre los ajustes de exposición así como medición de la luz.

Aunque la cámara ya se puede reservar, todavía no hay una fecha confirmada de disponibilidad. La versión con 32 GB costará unos 4000 euros, y por la de 128 GB habrá que pagar 4250 euros.

3 COMENTARIOS

  1. Para los fotógrafos audaces e inquietos a los que esta novedosa cámara haya despertado su interés, la custión estriba en dilucidar si ahorrarse la bonita cantidad de 4.820 € comprando un artilugio diseñado y fabricado por una empresa recién llegada a la industria fotográfica, en vez de adquirir una cámara, la Leica M11, diseñada y fabricada por una empresa que lleva más de un siglo en el negocio y que trás la enorme chapuza de la M8, la mediocre M9 y la aceptabe M10, por fin ha logrado crear una cámara digital de enfoque manual que para algunos coleccionistas, más que para la inmensa mayoría de fotógrafos profesionales que jamás la comprarían ni aunque costase_ no he dicho valiese_ los 4.000 € de la Pixii Max, esta nueva cámara merece o no el ahorro de los citados 4.800 € respecto de la primera cámara digital, la M11, con enfoque por telémetro que puede calificarse de excelente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.