Por 90.000 euros puede ser tuya la primera cámara digital de gran formato

8

Si el formato completo se te queda pequeño, y ni siquiera los respaldos de formato medio son suficientes para ti, la LS911 es la cámara que llevabas toda la vida esperando. Y es que tras ese enigmático nombre se esconde la primera cámara digital armada con un enorme sensor de 8×10 pulgadas, un formato clásico entre las cámaras de placas.

Para hacerse una idea de las dimensiones del CMOS que incorpora el invento de la compañía Large Sense basta con apuntar que su superficie (más de 100 pulgadas cuadradas) es 50 veces mayor que el de una Fujifilm GFX.

¿Y qué descomunal resolución ofrece este gigantesco sensor? Pues, pese a lo que cabría pensar, la cámara ofrece sólo 12 megapíxeles, lo que supone que cada uno de los fotodiodos de este CMOS mide nada menos que 75 micrones. Para hacerse una idea, la A7R III de Sony usa píxeles de 4,5 micrones.

Capaz de trabajar en JPEG, RAW Y TIFF de hasta 32bits, cuenta con Live View en pantalla, 90a0 GB de almacenamiento interno -también es compatible con tarjetas Compactas Flash- WiFi y, atención, grabación de vídeo 4K.

Pero la lista de rarezas no acaba ahí, porque la LS911 trabaja sólo en blanco y negro, aunque es posible realizar tomas en color mediante un sistema de filtros y 3 disparos consecutivos. De todos modos, se espera que para 2020 llega la versión en color y a finales de 2018 un respaldo con un sensor de 4×5 pulgadas.

Hay que reconocer, eso sí, la sinceridad de sus creadores cuando explican que esta cámara no va a dar necesariamente más calidad que los modelos actuales de formato completo o medio, sino que la clave está en poder trabajar conocimientos de banco óptico para jugar con la profundidad de campo y en «las sensaciones que produce fotografiar con una cámara de gran formato».

«Y es una sin espejo, que eso está de moda ahora», bromean en la lista de especificaciones. Sin duda, la sin espejo más grande y cara del mercado.

8 Comentarios

  1. Por 90.000 ya podría estar mas currada sin tantos tonillos y encima en blanco y negro.
    Seguro que aun no tienen ni el sensor.
    Fracaso total.

    • De los que por aqui andamos quien mas, quien menos, hechó los dientes con una Cambo, alguna Sinar, algún Rodentorcillo… y segimos pensando que ésto es una salvajada. Menos para mi, como no podía ser menos.

      Me voy a comprar 8 cámaras, una para cada día de la semana y la de pico, para tirársela en lo alto de la cabeza al mangante que me meta el hombro en el encuadre, ea…..

    • Nunca he manejado una cámara de banco, y creo que poca gente ha manejado alguna, porque salvo para algún trabajo muy, muy, muy especializado han sido superadas por nuevas tecnologías.
      Pero si queremos hablar de la sensación de hacer fotografías podemos hablar de los minuteros, conozco uno que ya tiene más de 90 años y que ha trabajado como minutero durante más de 75 años, hasta no hace mucho de vez en cuando, cuando hacía buen tiempo, montaba su equipo para hacer alguna foto a algún turista, siempre en el mismo sitio.
      Su equipo es una caja de madera y además de ser una cámara es el laboratorio, dentro tiene montado las cubetas con los líquidos de revelado.
      Después de hacer la foto sobre un negativo de papel, lo fotografía para pacer el positivado. Y todo lo revela en su cámara, en la calle, podríamos decir que utiliza una cámara instantánea que ahora están tan «de moda».
      Así que cuando habléis de sensación, de experiencia de repetir la fotografía auténtica, construiros un cajón, poner una lente delante, ponerle unas cubetas y hacer fotos como las que hacen los minuteros.

  2. O es imaginación mía o se lee mucho cosas del estilo de “las sensaciones que produce fotografiar», como si en una fotografía importara más la parafernalia, apariencia y postureo que la fotografía en si.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.